Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite el jefe antiterrorista de Scotland Yard por dejar al descubierto un documento 'secreto'

El jefe de la división antiterrorista de Scotland Yard ha presentado este jueves su dimisión después de que la Policía se viera obligada este pasado miércoles a acelerar una operación antiterrorista. Todo empezó por un descuido del propio Bob Quick, quien a su llegada a la residencia oficial del primer ministro británico, Gordon Brown, ha dejado a la vista de los medios de comunicación un documento calificado de "secreto" en el que se informaba de la inminencia de la operación.
Estos documentos revelaban cómo los presuntos sospechosos iban a ser arrestados, en qué ciudades y qué integrantes de la policía de Greater Manchester acometerían una serie de redadas en cadena en diversos domicilios a los que acudirían armados.
La acción policial, dirigida por la Unidad Antiterrorista del Noroeste en colaboración con otras fuerzas de seguridad, tuvo que adelantarse debido a este error. Aún así ha permitido la detención de supuestos miembros de Al Qaeda, todos de origen paquistaní.
"Esta mañana, con gran desgana y tristeza, acepté la dimisión de Bob Quick como jefe de la unidad antiterrorista", ha declarado a la BBC Radio el alcalde de Londres y jefe del organismo encargado de supervisar las actuaciones de la Policía de la capital, Boris Johnson. Por su parte, el portavoz para Asuntos Internos del opositor Partido Conservador, Chris Grayling, ha declarado a la misma cadena que la posición de Quick era particularmente inestable. "Pudo haber hecho fracasar una importante operación antiterrorista, pero por fortuna no lo hizo".