Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a un hombre y una mujer por fingir el secuestro de ella para estar juntos

coche policíacuatro.com

La pareja planeó su huida a Marruecos ante la oposición a la relación de la familia de ella. Los hechos ocurrieron a finales de febrero en pleno centro de Gijón. El hecho de que la víctima se encontrara de forma casual y puntual en la ciudad, hizo pensar a la Policía que su secuestrador debía de conocer su paradero, por lo que debía de ser un conocido o famliliar. 

Agentes de la Policía Nacional de Gijón han detenido a un hombre de 34 años y a una mujer de 21, ambos vecinos de Avilés, que habían fingido un secuestro para estar juntos y eludir la oposición de los familiares de ella.
Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, el hombre escenificó el secuestro de la joven introduciéndola en la parte trasera de un vehículo a punta de navaja. Una amiga que la acompañaba y varios testigos de los hechos dieron la voz de alarma ante la Policía.
La investigación se inició tras el aviso del secuestro de la mujer. Los testigos presenciales relataron a los agentes que sobre las 20.00 horas del pasado 28 de febrero, en una calle del Centro de Gijón, un hombre había bajado de un coche grande, había esgrimido una navaja contra una joven que paseaba en compañía de una amiga y la había obligado a subir a la parte trasera del vehículo para huir a toda velocidad.
El hecho de que la supuesta víctima se encontrara esa tarde de forma casual en Gijón en visita a unos amigos, hizo que los agentes barajaran como hipótesis principal que el autor de los hechos conocía a la víctima y sabía dónde se encontraba en todo momento. Las pesquisas se centraron en el entorno más próximo a la joven, familiares y amigos, lo que llevó a la identificación del hombre.
Los agentes lograron averiguar que no se trataba de una detención ilegal sino que ambos habían convenido huir juntos. Los familiares de la joven se oponían a su relación y no le permitían tener contacto con ese hombre. Ante la oposición de la familia, escenificaran un secuestro para estar juntos y huir a Madrid.
Una vez se hubo constatado que la joven se encontraba en buen estado y que la desaparición era voluntaria, los agentes los detuvieron por simulación de delito cuando regresaban a Asturias a recoger ropa y documentación para seguir con su huida hasta Marruecos.