Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen en Pamplona a una banda que explotaba sexualmente a mujeres

La Policía Nacional ha detenido en Pamplona a nueve personas acusadas de formar parte de un grupo internacional que se dedicaba a captar a mujeres de origen sudamericano para traerlas a España y Francia y, una vez aquí, explotarlas sexualmente. Las detenciones forman parte de una operación conjunta con Francia y Paraguay que ha llevado a la detención de 14 personas simultáneamente y a la desarticulación completa de la trama, según ha indicado el Ministerio del Interior.

Entre los detenidos en España se encuentra la cabecilla de la trama, que según el ministerio se encuentra ya en prisión por orden del juez. Además, durante la operación han sido liberadas cuatro mujeres víctimas del grupo criminal y se ha incautado "importante documentación relacionada directamente con la actividad delictiva" de la organización, además de realizar el registro de dos locales de masajes y tres pisos en la capital navarra y requisar 35 terminales móviles que serán estudiados.
Además de las detenciones en España, la policía francesa ha registrado un domicilio y dos casas de citas en territorio francés y ha liberado a tres mujeres y detenido a tres personas que formaban parte de la organización; y la policía paraguaya ha registrado registros en un domicilio y una agencia de viajes y ha detenido a dos personas. Además, se ha dictado una orden de detención sobre otras dos personas en ese país, según ha explicado el Ministerio del Interior.
UNA DE LAS VÍCTIMAS DENUNCIÓ A TRAVÉS DEL TELÉFONO
Según Interior, la investigación que ha llevado a la completa desarticulación del grupo se originó gracias a la llamada de una de las víctimas al teléfono que la Policía Nacional ha habilitado para la atención a mujeres víctimas de trata (900 10 50 90) y para recibir las denuncias o colaboración ciudadana en este sentido.
Gracias a la información aportada por la denunciante, la Policía detectó una organización criminal constituida en torno a un clan familiar que operaba en Paraguay, Francia y España trayendo mujeres desde Sudamérica para obligarles a prostituirse en en pisos y locales de Pamplona, Nantes y La Roche-sur-Yon (Francia), por lo que solicitó a Francia y Paraguay su colaboración para investigar y detener a los responsables de la trama.
"El grupo criminal captaba mujeres a través de sus miembros asentados en Ciudad del Este (Paraguay) utilizando como excusa la falsa promesa de un trabajo en España como masajistas, empleadas domésticas o en supermercados. Todos los gastos generados por el traslado de las mismas y gestiones documentales corrían por cuenta de la organización y las mujeres, por su parte, se comprometían a abonar la cuantiosa deuda con los beneficios que obtuvieran de su trabajo", ha explicado el ministerio.
Para ello, los criminales instruían a las mujeres sobre qué debían hacer y cómo debían de comportarse para entrar en la UE a través de París como turistas y, una vez lograban entrar, eran trasladadas a alguna de las tres ciudades en las que operaba la banda (Pamplona, Nantes y La Roche-sur-Yon) donde eran informadas de cuál iba a ser su verdadero trabajo y de la deuda que habían contraído con la organización, que rondaba en torno a los 3.000 euros.
"La organización mantenía a las víctimas bajo un control absoluto, acompañándolas en todo momento en sus desplazamientos entre los pisos en los que vivían y los locales en los que ejercían la prostitución, además de acompañarlas a la hora de realizar cualquier tipo de gestión que tuvieran que hacer fuera de aquéllos", han explicado los responsables de la operación.