Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos siete miembros de la Camorra en Madrid

La Guardia Civilcuatro.com
La Guardia Civil ha detenido a siete miembros de la Camorra napolitana en Madrid, dentro de la denominada "Operación Calzone", iniciada a primeros de año. Entre los detenidos se encuentra Vincenzo S., uno de los principales hombres del clan de la Camorra conocido como "Los españoles". Vincenzo S. contaba con una orden internacional de detención por tráfico de drogas, según fuentes policiales. Se encontraba huido de la justicia italiana y desde 2007 residía en España con identidad falsa.
El grupo de detenidos había creado un entramado de empresas dedicadas a la distribución de alimentos italianos. Una pizzería y una cafetería, que presuntamente estaban siendo utilizadas para el blanqueo de dinero procedente de las actividades ilícitas del clan.
La "Operación Calzone"
Esta operación se inició a primeros de año, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que una familia de camorristas italianos podría haberse establecido en España, llevando a cabo actividades ilegales.
Tras las primeras investigaciones, se descubrió el entramado de empresas utilizadas para el blanqueo de dinero y posteriormente se comprobó que Vincenzo S. residía en una localidad de la zona este de Madrid, donde poseía diversas sociedades a nombre de terceras personas de su familia.
Fruto de la vigilancia a la que fueron sometidas diversas personas de su entorno, se fue cerrando el círculo sobre su posible ubicación y finalmente se localizó su residencia en una urbanización de la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid, donde los agentes procedieron a su detención.
Durante la operación los investigadores practicaron siete registros domiciliarios en viviendas y empresas, en los que intervinieron cerca de 200.000 euros, 11 vehículos de alta gama y dos motocicletas de gran cilindrada, además de joyas, relojes y gran cantidad de documentación en soporte físico e informático.