Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos seis activistas de Greenpeace por colgarse de la fachada del CSN

Protesta de Greenpeace en CSNcuatro.com

La Policía Nacional ha trasladado a dependencias judiciales a seis activistas de Greenpeace tras realizar una acción de protesta en la sede del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). De su fachada frontal han estado colgados durante más de cuatro horas con el objetivo de extender una pancarta en contra de la posible reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos).

Los activistas han desplegado pancartas en las que se leía: 'Stop nucleares' y 'Stop Garoña' mientras otros activistas frente a la puerta del regulador atómico reclamaban "por un CSN independiente".
Precisamente, este miércoles se celebra una reunión del pleno del CSN que en su última reunión votó a favor de algunas cuestiones del expediente de la renovación de licencia solicitada por el titular de la planta de Burgos, Nuclenor, para que este reactor vuelva a operar y lo haga hasta 2031, cuando cumpla 60 años de edad.
La ONG asegura que los informes aprobados "allanan el camino" para la reapertura de la planta. Los activistas de Greenpeace han entregado una carta al CSN en la que le transmiten sus peticiones para que no se de "ni un paso más" en este proceso.
Para la portavoz de la campaña nuclear de Greenpeace, Marta González, decisiones "tan relevantes" como que Garoña opere hasta los 60 años "deben ser tomadas de forma transparente e independiente".
"Es inaceptable que el presidente del CSN continúe con el proceso, después incluso de que el Parlamento le haya pedido la paralización. El presidente ha preferido seguir acatando las órdenes del gobierno en funciones de Partido Popular", ha manifestado.