Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido el presunto asesino de la mujer y de su bebé en Madrid

La Policía Nacional ha detenido a Gabriel G.E., de 22 años, como presunto autor de la muerte de María Estela Espinosa Ruiz, de 45 años, y su bebé de seis meses de edad, ocurrido el martes en el distrito madrileño de Retiro.
Se trata del hijo mayor de la fallecida, que convivía con ellos, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid. El homicida tenía diagnosticado un trastorno mental.
Una vez controlado el fuego, los agentes encontraron en la cocina el cuerpo sin vida de la mujer, con fuertes golpes en la cabeza, y de su bebé, posiblemente asfixiado.
Anteriormente, la Policía descartó a la pareja de la víctima como autor de las muertes. El hombre, nacido en Londres aunque de nacionalidad española, también era el padre del pequeño. Aunque en un principio muchos sospecharon de él, la Policía le ha dejado en libertad tras prestar declaración.
Sospechas de la Policía
A media tarde, todos los indicios y declaraciones de la Policía apuntaban como sospechoso a otro hijo de la fallecida, fruto de una relación anterior.
Pasadas las doce de la noche, agentes de servicio en la vivienda localizaron a Gabriel G., el principal sospechoso, y le trasladaron al grupo de homicidios, donde confesó el doble crimen y quedó detenido.
El joven relató a los agentes que sobre las 7.30 horas había golpeado a su madre con un martillo en la cabeza y, a continuación, había asfixiado al bebé ahogándole en una bañera pequeña. Acto seguido trasladó los cuerpos hasta la cocina y procedió a abrir el gas. Después encendió la luz con la intención de provocar un incendio y abandonó el domicilio.
Sobre las cuatro de la tarde regresó al lugar del crimen, y tras comprobar que no se había producido el incendio, con un mechero prendió fuego en varios muebles de la casa y se fue del lugar.