Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido por el brutal asesinato de su mujer en Vacarisses, cinco años después

La víctima sufrió una muerte agónica, consecuencia de una brutal paliza y posteriormente quemada. Sin embargo, el hombre dejó pasar dos días hasta que decidió envolver el cuerpo con una manta y llevarlo a Laredo para deshacerse de él. El presunto asesino, contó con la ayuda de cuatro amigos. Antes de emprender un viaje, el marido retiró todo el dinero que pudo de las cuentas bancarias que tenían en común.
Una vez en Cantabria, cambió de opinión, y volvió a Varacisses. Finalmente el presunto autor material y sus cómplices quemaron el cuerpo y arrojaron las cenizas al río Ripio, en las inmediaciones de Sabadell.
El padre de la víctima denunció la desaparición de la joven tras dos meses sin saber nada. Más tarde, la policía ha comprobado que el piso de la pareja era ocupado por el hermano del presunto asesino, un amigo de éste y dos prostitutas con las que mantenían relaciones. Las pruebas periciales y, sobre todo, las declaraciones de los testigos, han permitido la detención del hombre.
El juez ha decretado prisión provisional para el marido, mientras que los cómplices se encuentran en libertad con cargos.