Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido el atracador que huyó tras el tiroteo en A Cañizo

La Guardia Civil ha detenido en el municipio pontevedrés de Covelo al atracador que huyó del lugar del tiroteo, en A Cañiza, en el que falleció un guardia civil y otro resultó herido.
Según ha informado el instituto armado, a las 18.00 horas de este martes ha sido arrestado un segundo individuo como presunto autor del intento de atraco a la sucursal de Caixa Galicia de A Cañizao. La detención se produjo en el lugar de Bugariña, en Covelo.
El segundo detenido ha sido identificado como J.A.M.M., de 35 años de edad y vecino de Vigo. El otro arrestado, J.V.C., de 41 años de edad y vecino de Vigo, ha resultado herido en el transcurso del tiroteo y se encuentra hospitalizado bajo custodia policial.
Un tercer implicado
El delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro, ha asegurado que "a estas alturas" se trabaja con la hipótesis de que "pudo haber otra persona implicada" en el atraco a la sucursal bancaria.
Según ha explicado Louro en rueda de prensa, el juzgado de Ponteareas (Pontevedra), que lleva la investigación, baraja la posibilidad de que participasen más implicados en los hechos, pese a que "inicialmente" se pensó en dos únicos atracadores.
El suceso se produjo sobre las 06.00 horas de esta mañana, cuando los atracadores intentaron acceder a una oficina de la caja de ahorros en el casco urbano de la citada localidad, a través de un local contiguo.
Al saltar la alarma se trasladaron a la zona agentes de la Guardia Civil de Covelo, según ha informado el alcalde de la localidad, César Mera.
Fuera de peligro
Según ha apuntado el delegado del Gobierno en Galicia, los heridos, tanto el guardia civil como el detenido, están ingresados en un hospital vigués y se encuentran leves, por lo que su vida no corre peligro.
Asimismo, Antón Louro ha informado de que el atracador detenido, de nacionalidad española, tiene antecedentes por actividades delictivas similares y ha estado en la cárcel "en más de una ocasión".
En estos momentos la Guardia Civil está trabajando "con todos los recursos disponibles" en la búsqueda del atracador fugado y de otros posibles implicados, aunque por el momento no cuentan con más datos. El delegado del Gobierno en Galicia ha pedido "prudencia" y ha achacado la falta de información a la existencia de una investigación y la posibilidad de "interferir" en ella.
Diez guardias civiles muertos en atracos desde 1983
Diez guardias civiles han muerto desde 1983 en atracos en España, incluido el agente Miguel Jorge Piñeiro Lorenzo, fallecido este martes en un tiroteo en A Cañiza (Pontevedra) cuando intentaba impedir un robo en una oficina de Caixa Galicia en el que también resultaron heridos un compañero y uno de los atracadores.
Hasta este martes, la última muerte de un guardia civil en un atraco se produjo el 1 marzo 2007, cuando el agente Juan Manuel Muñoz Rodríguez perdió la vida en un tiroteo con dos delincuentes a los que intentaba detener después de que robaran una joyería en Salou (Tarragona). En el suceso resultó herido uno de los atracadores.
El 9 de junio de 2004 dos agentes de la Guardia Civil del destacamento de Calahorra (La Rioja), Juan Antonio Palmero Benítez y José Antonio Vidal Fernández, murieron en Castejón (Navarra) por los disparosde Jaime Giménez Arbe, "El Solitario", un atracador a quien trataban de identificar cuando viajaba en su vehículo.
Giménez Arbe fue detenido en Portugal en 2007 y condenado al año siguiente por la Audiencia Provincial de Pamplona a 47 años de prisión por el asesinato de los dos guardias. El 15 de abril de 1988 el agente Francisco de Francisco murió a consecuencia de los disparos que le hicieron dos atracadores, a quemarropa, con una escopeta de cañones recortados, en un club madrileño del Paseo de Extremadura.
El 14 de marzo de 1988 el sargento de la Guardia Civil José Rodríguez Álvarez fue asesinado cuando intentaba impedir que tres encapuchados atracasen un bar de la localidad orensana de Xinzo de Limia, al que había acudido tras recibir un aviso del asalto. El 17 de enero 1984 dos hermanos mataron a tirosen Valencia a tres guardias civiles que les sorprendieron en un control de carretera cuando circulaban en una furgoneta robada. El 31 de octubre de 1983 murió el sargento de la Guardia Civil Manuel López Rodríguez por los disparos de delincuentes comunes a los que procedían a identificar tras varios intentos de robo en Quiroga (Lugo).