Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desmantelada una red de narcotráfico en la que cada país tenía su función

Imágen de un alijo de hachísReuters
Las Fuerzas de Seguridad del Estado desarticulan a menudo redes de narcotráfico en las que intervienen ciudadanos de muchas nacionalidades, pero lo especial de esta operación es la organización del trabajo dentro de la red ilegal. En ella los componentes de cada grupo eran de la misma nacionalidad y cada uno de ellos se especializaba en una función concreta.
Los ciudadanos marroquíes asumían la dirección, el control de las operaciones, el contacto con las organizaciones de origen, la comercialización de la droga en Cataluña y Comunitat Valenciana mediante menudeo y respaldaban la parte económica de las operaciones. Los ciudadanos ingleses se encargaban del transporte de la droga desde Africa hasta la península, los españoles de alijarla y almacenarla y los polacos de su distribución en su país.
Casi 4 toneladas de hachís
En la operación, agentes de la Guardia Civil han detenido a 42 personas y se han incautado de 3.928 kilos de hachís en un velero que traía la droga de Marruecos; una pistola del 9 mm parabellum; un revólver de fogueo, tres embarcaciones, 10 vehículos de alta gama y gran cantidad de dinero.
La operación, denominada 'Pellele', se ha desarrollado en Valencia, Castellón, Barcelona y Tarragona, con la colaboración de Vigilancia Aduanera y de la Policía de Polonia, según ha informado el Instituto armado en un comunicado.