Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desciende el déficit gracias al incremento del IVA

El Estado registró un déficit de 36.363 millones de euros entre enero y septiembre, el 3,45% del PIB, frente al saldo negativo de 62.781 millones registrado en el mismo periodo de 2009, lo que supone una reducción del 42,1%, según ha avanzado el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña.
Este resultado fue consecuencia de unos pagos que se situaron en 132.498 millones de euros, un 2% menos, y de unos ingresos de 96.135 millones, un 32,7% más.
En términos de caja, una metodología contable que anota los ingresos y pagos que efectivamente se han realizado, el déficit del Estado ascendió a 37.939 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente al saldo negativo de 62.800 millones registrado en el mismo periodo del año anterior.
Según Ocaña, de los datos se puede deducir que el cierre del año será "el previsto", ya que los gastos e ingresos evolucionan según lo estimado, sobre todo los ingresos impositivos. "Los datos confirman las previsiones de cierre", ha indicado.
Las medidas fiscales aportan 4.000 millones
Según Ocaña, en esta evolución positiva han influido las medidas de consolidación fiscal, como la subida de IVA o la eliminación parcial de los 400 euros, que hasta la fecha han proporcionado unos ingresos de 4.000 millones, así como el descenso de las devoluciones y la mejora de la coyuntura económica.
En concreto, los impuestos directos generaron unos ingresos de 63.683 millones de euros, un 0,4% menos que en el mismo periodo de 2009, debido a la caída de la recaudación por el Impuesto de Sociedades. Los impuestos indirectos, en cambio, crecieron un 35,7% gracias al IVA. Sin embargo, será el mes que viene cuando se note el efecto de la subida porque, hasta ahora, no se contabiliza el impacto del incremento fiscal en las pequeñas y medianas empresas.
La recaudación de IRPF ascendió a 49.453 millones en los nueve primeros meses del año, un 5,6% más. Si se descontasen los recursos aportados por las medidas aprobadas, la recaudación caería en un 0,6%.
Cae el superávit de la Seguridad Social
Por otra parte, la Seguridad Social tuvo un superávit de 9.476,34 millones de euros hasta septiembre, el 21,13% menos que en el mismo periodo de 2009, informó el Ministerio de Trabajo e Inmigración, que destacó que, en cambio, este superávit aumenta el 26,67% en relación con agosto.
El superávit, que representa el 0,90% del PIB, se debió a unos ingresos de 93.477,23 millones, el 0,39% más que hasta septiembre del pasado año, y unos gastos de 84.000,89 millones, el 3,58% más.