Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada por primera vez en España una red de explotación sexual de hombres

La red captaba a sus víctimas en Brasil y les facilitaba el billete de avión a España, que era comprado con tarjetas 'clonadas'. Una vez en el país, el líder de la trama, con residencia en Palma de Mallorca, les distribuía por las diferentes casas de citas ubicadas en Palma, Madrid, Barcelona, Alicante y León. Para atraer a clientes, la red publicaba anuncios en la sección de contactos de varios periódicos y en diferentes páginas web en las que exhibían las fotografías de los chicos disponibles.
Los hombres 'traficados' llegaban a España engañados en cuanto a las condiciones de trabajo que tendrían que realizar y sobre todo en relación a las cantidades económicas que tendrían que devolver a la organización en concepto de gastos de viaje. En un principio les informaban que sólo harían frente al coste del billete, aunque en realidad les exigirían cantidades que en ocasiones superaban los 4.000 euros.

Una vez en nuestro país, les era facilitado un teléfono de contacto del cabecilla de la organización, quien según las necesidades que tenía de hombres en las diferentes casas de citas, los iba mandando a una provincia o a otra. Finalmenteél mismo los recibía en Palma de Mallorca, lugar donde tenía fijada su residencia. En los diferentes domicilios de la red en Palma debían ejercer la prostitución durante las veinticuatro horas del día y entregar al dueño del piso o al encargado el cincuenta por cien de las ganancias, además de 200 euros por el alojamiento y la manutención.
Deuda de 4.000 euros
Paralelamente, el líder de la red les exigía que satisficieran la deuda de 4.000 euros, en ocasiones en lugar de en efectivo mediante transferencias bancarias, por haber sido cedidos a otros explotadores para renovar así la 'plantilla'. Si los hombres plantaban cara o causaban algún tipo de problema, los responsables recurrían a las amenazas, incluso de muerte.
Para darse a conocer, la organización efectuaba acciones publicitarias a través de diferentes medios: anuncios en periódicos en la sección de contactos y también en diferentes páginas web, donde 'colgaban' las fotografías de los chicos disponibles.
La investigación, que se inició el pasado mes de febrero, culminó con el despliegue de un operativo simultáneo para el arresto de los responsables de la red. Finalmente, fueron detenidas un total de 14 personas en Palma de Mallorca (8), León (3), Barcelona (1), Alicante (1) y Madrid (1).
Además de los delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, relativos a la prostitución, contra los derechos de los trabajadores y asociación ilícita; los máximos responsables proporcionaban droga y otras sustancias prohibidas (cocaína, marihuana, 'popper' y Viagra) tanto a clientes como a las propias víctimas.