Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dermatólogos desde el corazón: La Fundación La Roche-Posay muy preocupados en tratar las heridas crónicas

La Fundación La Roche-Posay ha subvencionado con 10.000 euros al trabajo 'Cicatrizando', una iniciativa liderada por la dermatóloga del Hospital Infanta Leonor de Madrid, Elena Conde, la dermatóloga del Hospital de Fuenlabrada, Celia Horcajada, y el jefe de servicio de dermatología del Hospital Infanta Leonor, Pablo de la Cueva, para promover la educación sanitaria en el abordaje multidisciplinar de las heridas crónicas de las piernas.
La entrega de dicha subvención, que corresponde al premio 'Dermatólogos desde el Corazón', se ha producido en la XXVIII edición del Congreso Nacional de Dermatología Estética. El jurado ha estado compuesto por el secretario general de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Luis Ríos; el presidente de Honor de la AEDV, José Carlos Moreno; la coordinadora del Congreso Nacional de Dermatología Estética de la AEDV hasta el mes de noviembre, Elia Roo; la periodista de Europa Press Laura Martínez: y la directora general de la Fundación SERES, Ana Sainz.
Todos ellos han tenido que escoger un único proyecto ganador de entre las 24 candidaturas de los 47 médicos que se presentaron durante este año. Los criterios de evaluación fueron la originalidad y creatividad; el interés, método y fin; el impacto en la calidad de vida de los pacientes; y la viabilidad económica.
En concreto, el proyecto galardonado se va a llevar a cabo en residencias para la tercera edad y residencias para discapacitados físicos de áreas deprimidas de la Comunidad de Madrid, con el fin de romper las barreras entre los especialistas en heridas y los cuidadores en estos centros residenciales, que son quienes realizan las curas y que no siempre están formados adecuadamente.
Ahora bien, el importe de la subvención irá destinado a la remuneración del personal sanitario que se desplazará a los centros para realizar la formación (2 personas cada mañana) en 8-10 centros.