Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Decenas de velas y ramos de flores piden Justicia en Madrid

La concentración ha tenido lugar en la misma esquina donde el pasado viernes cayó asesinado de varios disparos el joven Luis Carlos Polanco Peralta. Además de flores y velas, los vecinos han depositado mensajes de apoyo, fotos y objetos que pertenecían al asesinado en muestra de apoyo y solidaridad.
Hasta allí se han acercado sus padres, su mujer, embarazada de ocho meses, así como el embajador y el cónsul de la República Dominicana en Madrid, que se han mostrado "consternados" por el suceso. Tanto el embajador como el cónsul han expresado todo su apoyo a la familia del joven y han confiado plenamente en el funcionamiento del Estado de Derecho.
Su madre, visiblemente afectada, ha reclamado Justicia para su hijo, un joven trabajador de 22 años "que no se metía con nadie", perfectamente integrado en la sociedad madrileña y que desde los nueve años estaba residiendo en España junto a sus padres. Al igual que toda su familia, contaba con la doble nacionalidad y esperaba para principios del mes de abril la llegada de su primer hijo.
La esposa de Luis Carlos Polanco tampoco comprende qué ha podido suceder para que el presunto asesino, ya detenido, le disparara dos tiros en la cabeza prácticamente sin mediar palabra. La joven ha criticado que la Policía, por el momento, no se haya comunicado con la familia para informarle de la identidad del presunto autor de los disparos y explicarle los motivos del extraño asesinato.
Confianza en los Tribunales
El cónsul de la República Dominicana en Madrid, Marcos Cross, que se ha acercado hasta el lugar junto al embajador, Alejandro González Pons, ha anunciado que costeará los gastos legales de la familia durante el juicio al presunto agresor y ha resaltado su deseo de que la Justicia española "aplique todo el peso de la ley".
Por su parte, Bernarda Isabel Jiménez, miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE y española de origen dominicano, ha expresado su confianza en que el asesinato del joven Luis Carlos Polanco no guarde relación con un crimen de tinte racista, como el ocurrido hace 17 años con Lucrecia Pérez.
Tras destacar que el joven asesinado era un ejemplo de la perfecta integración de la comunidad dominicana, ya que era un español más, no ha dudado del cumplimiento estricto de la Ley y de que los Tribunales españoles harán Justicia.
Los hechos
La víctima, de 23 años, salía del apartamento que compartía con su pareja en el distrito de Tetuán cuando recibió dos impactos de bala en la nuca. Una ambulancia le trasladó inconsciente al hospital, pero falleció poco después. El presunto asesino, un español de 38 años, está detenido a espera de pasar a disposición judicial.
Algunos testigos han asegurado que el autor de los disparos trabajaba como vigilante de seguridad. La novia de la víctima, embarazada de ocho meses, ha negado que pudiera tratarse de un ajuste de cuentas porque su novio no pertenecía a ninguna banda. La policía investiga un posible ataque racista.