Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Decenas de detenidos en Moscú en una manifestación gay

En Moscú ya son 80 las personas detenidas cuando participaban en una manifestación no autorizada en favor de los derechos de los gays. Los representantes de los colectivos homosexuales querían aprovechar la celebración del festival de eurovisión en la capital rusa para reivindicar sus derechos.
La policía de la capital rusa ha cargado contra los manifestantes que pretendían iniciar una marcha reivindicativa en las inmediaciones del lugar preparado para celebrar la final de eurovisión. Las autoridades rusas han movilizado a 8.500 agentes para preservar la seguridad en la zona. El alcalde de Moscu, que ha calificado a la homosexualidad de satánica, había prohibido la marcha por considerarla moralmente incorrecta.
Entre los detenidos en la manifestación, que había sido prohibida por las autoridades locales, están el presidente del proyecto Gay Rusia Nikolai Alekseyev y los activistas gays Andy Thayer, estadounidense, y Peter Tatchell, británico. "No hay libertad para los homosexuales en Rusia!", gritaba Tatchell mientras un grupo de policías le apartaban del lugar. "Pedimos al presidente que se reúna con nosotros". La Policía no ha querido que los reporteros viesen cómo se arrestaba a homosexuales y lesbianas que participaban en la protesta, aunque afortunadamente, no se han producido hechos violentos.
El pasado 7 de mayo, el secretario de prensa de la Alcaldía de Moscú, Sergei Tsoi, había declarado que el Gobierno municipal "nunca ha permitido y nunca permitirá una manifestación gay" en la ciudad. Para Tsoi, estos actos están dirigidos "no sólo a destruir la moral de nuestra sociedad, sino a provocar el desorden de forma deliberada, amenazando las vidas y la seguridad de los moscovitas y de los invitados a la capital".