Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David Bisbal se vuelca con la infancia en su nueva canción

David Bisbal se vuelca con los más necesitados en su nueva canciónGtres

David Bisbal se ha mostrado más solidario que nunca con UNICEF y su causa. El cantante ha incluido una canción en su último álbum Hijos del mar para colaborar con la nueva campaña que organiza la ONG.

El objetivo es concienciar del peligro y la desprotección que sufren muchos niños en conflictos o desastres naturales. El cantante, ha donado los derechos de autor de la canción Duele demasiado a UNICEF para colaborar en la campaña Uno más uno, es mucho más.
Basada en el concepto de que la suma de pequeños esfuerzos de personas particulares puede generar grandiosos resultados, Bisbal ha querido colaborar llevando esta filosofía a una de sus canciones. "Como dice esta canción, me duele demasiado saber que hay millones de niños inocentes que están sufriendo. Lo hago de corazón, como un homenaje a su valentía y con el deseo y la esperanza cierta de que es posible conseguir, entre todos, una vida más digna para ellos; una vida en la que puedan disfrutar de su infancia", explica el cantante.
El videoclip de la canción representa un mundo destruido, un mundo en ruinas en el que el cantante quiere mostrar cómo viven los niños en estos países mientras otras personas miran para otro lado haciendo como que no ven lo que está sucediendo en países menos desarrollados que el nuestro.
Vemos como una niña simboliza la luz de la vida con una cerilla que se apaga poco a poco con el tiempo mientras ella la mira con unos ojos especialmente tristes. David Bisbal reclama el hecho de que en la vida paguen justos por pecadores y sean los niños los que tengan que pasar por situaciones que ningún niño debería conocer.