Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cultura incluye las serie de televisión en las ayudas de la nueva Ley del Cine

El Ministerio de Cultura ha enviado este lunes a los representantes del sector cinematográfico el texto del Proyecto de Orden Ministerial. Un proyecto que servirá de instrumento jurídico para desarrollar la Ley del Cine, de 28 de diciembre de 2007. Se inicia así el trámite de consultas sobre el texto, que debería permitir su aprobación definitiva y su publicación en unos meses.
El texto, que también será enviado a los grupos parlamentarios, tiene como contenido fundamental la regulación de las ayudas a la cinematografía previstas en la Ley del Cine. Unas ayudas fundadas en la necesidad de apoyar la diversidad cultural, tal como autoriza la Convención de la UNESCO de 2005.
Bases de la ayuda

Como ya anunció hace unos días el director general del ICAA, Ignasi Guardans, para dar ayudas a la amortización de películas se tendrá en cuenta no sólo la taquilla, sino que también se contarán las descargas legales en Internet, además de los premios y la "calidad objetiva" de las cintas.
La "ayuda general" se medirá en función del número de espectadores. Pero este concepto variará de aquí en adelante porque se incluirán otras formas de consumo cinematográfico, como el alquiler o venta de DVDs o las descargas por Internet. Pero esta novedad "quedará en suspenso en tanto no se establezcan los correspondientes sistemas de homologación por parte del ICAA".
Ayudas a la animación y telefilmes
Además, se detalla el procedimiento para conceder nuevas ayudas inexistentes hasta este momento. Como es el caso de las ayudas para series de animación de televisión y telefilmes, las ayudas a la formación no reglada, o las ayudas a la conservación. También incluye ayudas para el cine iberoamericano en el marco de las ayudas a la distribución.
Respecto a la promoción, "asignatura pendiente del cine español", y tal y como ya adelantó en su día Guardans, se llevarán a cabo "estrategias nuevas" para apoyar al cine nacional fuera y dentro de España.