Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuba autoriza la apertura de más negocios privados

El presidente cubano, Raúl Castro, ha afirmado que autorizará la apertura de un mayor número de pequeños negocios privados y flexibilizará la contratación de mano de obra para absorber el excedente de trabajadores del sector público.
Castro, que ha realizado estas declaraciones en un discurso ante el parlamento nacional, ha afirmado que estas medidas buscan absorber parte del millón de trabajadores públicos que sobran en Cuba.
"El Consejo de Ministros acordó ampliar el ejercicio del trabajo por cuenta propia (...) eliminando varias prohibiciones vigentes para el otorgamiento de nuevas licencias y la comercialización de algunas producciones, flexibilizando la contratación de fuerza de trabajo", ha afirmado el mandatario, de 79 años.
Los empleados por cuenta propia deberán pagar impuestos por sus rentas, contribuir a la seguridad social, tributar por las ventas que realicen y también para contratar empleados.
Cuba había autorizado el empleo por cuenta propia como respuesta a la severa crisis pos soviética de la década de 1990, pero muchas de aquellas licencias no fueron luego renovadas.
Liberados porque la Revolución es "generosa"
Por otro lado, el presidente ha afirmado que la intención de liberar a 52 presos políticos se debe a que "la Revolución puede ser trascurrió co generosa porque es fuerte".
"Su fuerza radica en el apoyo mayoritario del pueblo que ha sabido resistir tantos años de agresiones y sacrificios", ha afirmado el mandatario en declaraciones recogidas por la agencia estatal Prensa Latina.
Castro ha asegurado que ninguno de los presos recientemente liberados "fue condenado por sus ideas", tal como, a su juicio, han tratado de difundir diversos medios de comunicación en "brutales campañas de descrédito contra Cuba" en todo el mundo.
Se les apresó por estar al servicio de Estados Unidos
El mandatario cubano ha afirmado que existen pruebas irrefutables de que todos estos reos cometieron "delitos previstos y sancionados" por las leyes cubanas, y les acusó de actuar al servicio de Estados Unidos "y de su política de bloqueo y subersión".
"Por eso no resulta ocioso reiterar que no habrá impunidad para los enemigos de la patria; para quienes intenten poner en peligro nuestra independencia", ha afirmado Castro en el acto de clausura del quinto período de sesiones de la séptima legislatura de la Asamblea Nacional de Poder Popular.
A principios de julio el Gobierno cubano ha anunciado que a lo largo de los siguientes tres o cuatro meses liberaría a 52 presos políticos de los 75 que fueron detenidos en la Primavera Negra de 2003. Este anuncio estuvo precedido por las intensas labores de mediación llevadas a cabo por la Iglesia católica cubana y por países como España.