Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crece la tensión entre Hamás y Abbas tras el tiroteo que deja seis muertos en Cisjordania

Las autoridades palestinas han elevado a seis el número de muertos en un tiroteo vivido este domingo en Cisjordania. Han fallecido tres agentes palestinos de Al Fatah, dos milicianos de Hamás y un civil.
Altos cargos de la Seguridad palestina han declarado que la Policía asaltó Qalquilya antes del amanecer para arrestar miembros de Hamás, lo que provocó el intercambio de disparos.
El propietario de una casa donde se habían escondido hombres armados de Hamás también murió, según informaron altos cargos de la Seguridad palestina.
Hamás acusa a Al Fatah
Hamás culpa directamente al presidente palestino y líder de Al Fatah, Mahmud Abbas, de la muerte de los dos milicianos islamistas en un enfrentamiento armado con fuerzas de la Autoridad Nacional Palestina. También ha amenazado con romper el diálogo de reconciliación palestina que se lleva a cabo con mediación egipcia.
Hamás considera que Al Fatah están tomando duras medidas sobre sus activistas. El grupo islamista denunció que el pasado sábado arrestaron a 22 de sus miembros en Cisjordania.
Por su parte, Al Fatah niega que los arrestos tengan una motivación política. Un alto cargo de la Seguridad en Cisjordania declaró que los individuos arrestados el sábado estaban envueltos en tráfico de armas, blanqueo de dinero e incitar a la violencia.
El incidente ha elevado notablemente la tensión entre Hamás y Al Fatah, que deberían alcanzar un acuerdo de reconciliación en El Cairo antes del próximo 7 de julio, según la fecha tope que ha marcado Egipto tras meses de negociaciones fallidas.