Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cospedal ve "un partido, un proyecto y un líder"

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha proclamado la unidad del partido tras un periodo de "ciertas turbulencias" y, sin citar expresamente a José María Aznar, ha aludido a unas recientes declaraciones suyas al asegurar que el PP es un gran partido, con un proyecto y un líder.
Cospedal se ha expresado así en su intervención en la inauguración de la Convención Nacional del PP que se celebra en Barcelona durante el fin de semana bajo la presidencia de Mariano Rajoy. En ella ha recalcado que el periodo de turbulencias en el PP ha pasado, que "todo lo que se tenía que superar se ha superado hace mucho tiempo" y que la totalidad de los dirigentes del partido tiene el interés común de consolidar una alternativa fiable, valiente y responsable.
Convención ideológica

A lo largo de tres días, los dirigentes populares y 37 expertos en diversas materias participarán en nueve reuniones de trabajo y siete foros de debate sobre las propuestas del programa electoral del PP para los comicios generales de 2012.
La educación, el empleo, las políticas sociales, la cultura, las nuevas tecnologías, el cambio climático, el papel de España en el mundo y la igualdad de hombres y mujeres serán algunas de las cuestiones que se analizarán en las mesas de debate.
El líder del PP, Mariano Rajoy, y el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, participarán en el cónclave, que, según los cálculos de los organizadores, contará con la asistencia de hasta 3.000 personas.
"Propuestas para el cambio" será el lema de la Convención, cuyo objetivo es recabar de los expertos y ciudadanos participantes sus propuestas para el próximo programa electoral del PP.
Camps pide disculpas

Esta convención tiene lugar tras las polémicas declaraciones del presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, en las Cortes Valencianas. Por la noche, Camps pidió disculpas por las declaraciones vertidas en la sesión de control, en las que señaló que a los socialistas les gustaría verle boca abajo en la cuneta de una carretera.
Camps pidió disculpas pero insta a los socialistas a hacer lo mismo por "la cantidad de insultos y de infamias que me han procedido a mi persona y al PP durante estos meses", a propósito del "caso Gürtel".
El jefe del Consell ha instado a todos los grupos parlamentarios a iniciar una nueva etapa completamente diferente a la actual, al tiempo que ha querido expresar sus disculpas "si he herido la sensibilidad de alguien".
El PSOE lo achaca al "nerviosismo"
Por su parte, el portavoz del PSPV en Las Cortes Valencianas ha aceptado las disculpas que le pidió el presidente de la Generalitat, tras acusarle de querer que apareciera tirado "en una cuneta" aunque consideró que "no será la última vez que le insultará de esta manera".
A su juicio, el "exabrupto verbal" y la "barbaridad" que profirió el líder valenciano se debe a su estado de "nerviosismo" por la querella que han interpuesto los socialistas valencianos por el caso 'Gürtel'.
"No ha habido ningún insulto nunca a Camps por mi parte", sentenció Luna, quien afirmó que su grupo se ha limitado a "ejercer su labor de oposición" y pedir que explique las relaciones que, dijo, "ha tenido con la trama que niega permanentemente y dé cuenta de los contratos públicos de la Generalitat con las empresas" implicadas en la red de Francisco Correa. Contratos que, denunció Luna, Camps "ha mantenido ocultos" desde 2005.