Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Correa inicia su segunda presidencia de Ecuador prometiendo continuar con su "revolución socialista"

El presidente de Ecuador, Rafael CorreaCuatro
En el nuevo período de gobierno de cuatro años que asume este lunes Rafael Correa, el de nuevo presidente de Ecuador ha prometido llevar a cabo reformas en sectores clave de la economía para obtener mayores ingresos para sus millonarios proyectos sociales y aumentar el control estatal en áreas privadas, gracias a los mayores poderes que ha sumado en una nueva Constitución aprobada el año pasado.
Amenaza a Colombia
En una muestra del reciente endurecimiento de su discurso, Correa hasta ha amenazado con responder militarmente a Colombia si repite una incursión como la que realizó el año pasado para atacar un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano en el que murió el 'número dos' de la guerrilla, 'Raúl Reyes', y que llevó a Quito a romper relaciones con Bogotá.
Tras más de dos años en el cargo y cinco triunfos consecutivos en las urnas desde que asumió la Presidencia, en 2007, el carismático economista educado en Estados Unidos y Europa, ha renegociado agresivamente con multinacionales y acreedores buscando términos más beneficiosos para uno de los países más pobres de la región.
Pararle los pies a las empresas extranjeras
Ahora promete mano dura con las firmas extranjeras por sus "abusos" en el país y con grupos económicos privados locales, entre ellos medios de comunicación, banqueros y empresarios, a quienes acusa de pretender desestabilizar a su Gobierno.
El control de la Asamblea Nacional y una débil oposición ayudarán a Correa, quien se impuso en una inédita primera vuelta en los comicios en abril pasado en un país que ha visto caer a tres presidentes en la última década.
Otro reto: combatir la deuda nacional
Uno de los grandes enemigos contra los que ahora tendrá que combatir Correa es la crisis económica. La dolarizada economía ecuatoriana afronta los efectos de la crisis mundial, lo que ha obligado al Gobierno a recurrir a nueva deuda externa para proteger la inversión en salud, educación e infraestructura, base de la popularidad de Correa.