Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Sur llora la muerte de su ex presidente Roh Moo-Hyun

Roh Moo-Hyun, presidente de Corea del Sur entre 2003 y febrero de 2008, se ha suicidado en plena investigación de un escándalo por supuestos sobornos millonarios durante su mandato. Roh se ha precipitado al vacío desde lo alto de una montaña rocosa cercana a su casa. Antes de su muerte ha dejado en su ordenador una nota para su familia en la que le pedía que no lloraran y daba instrucciones para su cremación. Además confesaba que los últimos tiempos han sido "muy duros".
Su antiguo secretario y abogado, Moon Jae-in, ha dicho que el ex mandatario "al parecer se tiró" por decisión propia. El óbito ha sido certificado casi tres horas después, a las 9.30 hora local en el hospital de Busan al sur del país donde fue ingresado con fracturas múltiples y una incisión de once centímetros en la cabeza.
Su recuerdo
Roh llegó a la Presidencia en 2003 con un apoyo superior al 50 por ciento y la abandonó en febrero de 2008 con una fuerte impopularidad. Siempre alardeó de que su mandato no estuvo salpicado de acusaciones de corrupción a diferencia de otros líderes surcoreanos. Pero una investigación reciente de la Fiscalía de Seúl ha destapado que su esposa y su cuñado recibieron seis millones de dólares de un corrupto empresario del calzado entre 2006 y 2008, por lo que el 30 de abril interrogaron a Roh durante diez horas.
Junto a la imagen de Roh llegando el 30 de abril a su interrogatorio y pidiendo perdón a su país, se recuerda el momento que lo convirtió en el primer presidente surcoreano en cruzar a pie la frontera entre las dos Coreas enemigas. El actual presidente surcoreano se ha confesado "impresionado" por la muerte de su antecesor y lo ha calificado de "tragedia nacional". Han asegurado que "ni él ni su equipo se creen lo sucedido".