Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Norte ve "inútil" sancionar su programa nuclear y amenaza con reforzarlo

Corea del Norte ha calificado este martes de "inútil" el intento de la comunidad internacional de sancionar su programa de proliferación nuclear y ha amenazado con reabrir sus instalaciones en respuesta a la condena de la ONU por el lanzamiento de un misil de largo alcance hace casi dos semanas.
Este lunes, el Consejo de Seguridad de la ONU acordó por unanimidad el endurecimiento de las sanciones existentes contra el país asiático. Según la agencia oficial de noticias KCNA, que cita al ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno norcoreano, el país estaría pensando en relanzar una planta de producción de plutonio.
"Consideraremos activamente construir nuestro propio reactor nuclear light water, recuperar las instalaciones nucleares y reprocesar las barras de combustible nuclear", añade, una respuesta de Pyongyang que no ha tardado en ser rechazada firmemente por Japón y Rusia.
La declaración de Naciones Unidas, que fue acordada el pasado sábado por Estados Unidos, Rusia, Francia, China, Reino Unido (miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y únicos miembros con derecho a veto) y Japón, afirma textualmente que "el Consejo de Seguridad condena el lanzamiento por parte de Corea del Norte del 5 de abril de 2009, que supone una contravención de la resolución 1.718", adoptada por ese mismo órgano en octubre de 2006.
"Decisiones firmes"
El régimen norcoreano, por su parte, advirtió el martes de la semana pasada de que tomaría "decisiones firmes"si el Consejo de Seguridad de la ONU llevaba finalmente a cabo esta acción de castigo. "Si el Consejo de Seguridad toma alguna decisión al respecto, la consideraremos una invasión de nuestra soberanía y tendrá consecuencias firmes", manifestó el embajador de Corea del Norte en el organismo internacional.