Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Norte condena a 12 años de trabajos forzados a dos periodistas estadounidenses

Corea del Norte ha anunciado hoy que las dos periodistas estadounidenses que detuvo el 17 de marzo han sido condenadas a 12 años de trabajos forzados por entrar ilegalmente en el país, según informó la agencia estatal norcoreana KCNA. Ambas periodistas fueron detenidas en la frontera de Corea del Norte con China mientras grababan unas imágenes sobre el tráfico de mujeres refugiadas norcoreanas
Desde el pasado 4 de junio, el máximo tribunal de Corea del Norte juzgaba bajo acusación de "actos hostiles" y "entrada ilegal" en el territorio a las dos periodistas de origen asiático, Euna Lee y Laura Ling, que trabajan para el medio de Internet de San Francisco (EEUU) Current TV. "El juicio ha confirmado el grave delito que cometieron contra la nación coreana y su cruce ilegal de frontera", explica la KCNA, por lo que cada una de ellas ha sido sentenciada a 12 años de internamiento en campos de trabajo norcoreanos.
Las dos periodistas han mantenido contactos epistolares y un solo contacto telefónico con sus familias durante los meses que han permanecido bajo custodia de las autoridades norcoreanas en Pyongyang.
La reacción de Estados Unidos
El Gobierno estadounidense ya ha asegurado que intentará por todos los medios conseguir la liberación de las dos periodistas estadounidenses. "Estamos comprometidos a asegurar su liberación por todos los canales posibles", aseguró el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, en un comunicado.
Kelly dijo que el Gobierno estadounidense está "profundamente preocupado" y están intentando confirmar con las autoridades de Corea del Norte la información que ha adelantado la agencia estatal norcoreana KCNA, después de cuatro días de juicio a puerta cerrada.
"Hemos visto las notas de prensa sobre el veredicto y estamos trabajando para confirmarlos con las autoridades norcoreanas", explicó Kelly, que transmitió el apoyo del Gobierno estadounidense a las familias de Euna Lee y Laura Ling.
Apelando a motivos humanitarios, el portavoz urgió a Corea del Norte "a que garantice la liberación inmediata de las dos periodistas estadounidenses".