Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corbacho se muestra optimista

Celestino Corbacho, ministro de Trabajo e Inmigración (2 de 3)Cuatro
El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha anunciado que 282.000 personas se han beneficiado ya de la prestación de 421 euros para los trabajadores que han agotado la prestación o el subsidio por desempleo desde el 1 de enero de 2009 y carezcan de rentas superiores al 75 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).
Durante su comparecencia ante la Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso de los Diputados, Corbacho ha señalado que el programa extraordinario tiene una "duración limitada a 6 meses" y busca dar una respuesta adecuada "a los parados más golpeados por la crisis".
Los efectos de este programa se ven reforzados además por la participación de los parados en itinerarios de inserción laboral gestionados por las comunidades autónomas.
El ministro ha insistido también en el impacto positivo de la medidas aprobadas por el Gobierno para el mantenimiento y el fomento del empleo recogidas en la ley de medidas urgentes de fomento del empleo, entre las que destacan las que favorecen los Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) de suspensión frente a los de extinción.
EREs de suspensión crecen un 1.100 por ciento
Así, ha revelado que el crecimiento medio de las suspensiones, desde que las medidas entraron en vigor en marzo de 2009, ha sido del 1.100 por ciento, frente al comportamiento a la baja de las extinciones. "Esto supone que más de 362.000 trabajadores se han beneficiado de la suspensión de empleo como alternativa al despido", ha señalado.
Además, ha explicado que 400.000 desempleados se han beneficiado de la eliminación del periodo de espera de un mes para acceder al subsidio por desempleo, evitando de esta forma "situaciones de desprotección".
Aumento de los presupuestos para las prestaciones.
También se ha referido a los efectos positivos de la reposición del derecho a la prestación por desempleo de aquellos trabajadores por EREs suspensivos o de reducción de jornada, si bien no facilitó cifras sobre el número de beneficiarios.
Asimismo, ha recordado que el Ejecutivo ha incrementado la dotación presupuestaria para el pago de las prestaciones por desempleo con la aprobación de un crédito extraordinario de más de 16.700 millones.
Señala el día 29 de enero
El ministro ha aclarado que será el día 29 cuando el Consejo de Ministros conozca el informe sobre pensiones, que posteriormente será trasladado para su debate a la Comisión del Pacto de Toledo y a los agentes sociales.
La respuesta de Montoro
El portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, ha afirmado que aguarda "con notable escepticismo" la reforma del mercado laboral que Corbacho anunciará el 5 de febrero. Ha asegurado que al ministro de Trabajo "ha habido que llevarlo a rastras" para que presentara su reforma.
Montoro ha señalado que Corbacho actúa desde hace dos años "como si no tuviera responsabilidades en materia laboral y en el área de las pensiones públicas".
La tasa de paro juvenil "es intolerable, impropia de un país desarrollado", ha afirmado Montoro, quien ha señalado que "2010 no puede volver a ser un año perdido ante la destrucción de puestos de trabajo, que afecta sobre todo a los más jóvenes". Ha sentenciado que "el ministro ya está en la historia, por ser el que ha cargado con más parados a sus espaldas".
Críticas del PNV
El diputado del PNV en el Congreso Emilio Olabarria ha criticado "la corta intervención" de Corbacho, y cree que "se debe probablemente a que no tiene nada que decir, porque considera que la solución al paro debe estar en el viento. "Aparte de decir que la solución es la Ley de Economía Sostenible, no nos ha dicho nada más", ha sentenciado.
Olabarria ha denunciado que además del "drama de las cifras del paro que rozan el 20 por ciento, hay un asunto aún peor", ya que "para empezar a crear empleo neto, la economía tiene que crecer en porcentajes superiores al 2 por ciento del PIB".
Sobre el paro, Olabarria considera que las medidas para paliar la situación "son claramente 'insuficientes y cortoplacistas', sin atacar la raíz del problema que es una reforma, profunda y sin recortes de derechos, del mercado de trabajo".