Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corbacho aplaza la reforma del sistema de pensiones a 2013

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha manifestado que el periodo de cálculo de las pensiones de jubilación "debe ser objeto de reflexión y debate", aunque ha afirmado que el documento de propuestas para la reforma del sistema de pensiones del Gobierno no incluye un incremento.
"Quisiera zanjar definitivamente la polémica suscitada sobre este asunto", ha indicado para añadir que "el documento no establece ningún aumento del actual periodo de cálculo, aunque sí entiende el Gobierno que este tema debe ser objeto de reflexión y debate".
Durante su comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados, Corbacho ha asegurado que esta revisión es precisa en la búsqueda de una mayor equidad interna del sistema "que refuerce la relación entre el esfuerzo contributivo realizado y la prestación reconocida".
El encargado de la cartera de Trabajo también ha querido aclarar que cualquier cambio en el sistema de pensiones debería hacerse en el horizonte temporal de 2013, cuando el Gobierno entiende que se debe haber salido de la crisis, ya que cualquier medida que se pusiera en marcha antes "sería contraria" a la recuperación.
Asimismo, ha considerado que de esta manera se permitiría "evitar que el procedimiento de cálculo de la pensión de jubilación penalice a los trabajadores que son despedidos al final de su vida laboral".
Jubilación a los 67 años
Además, en el marco de la explicación del documento del Ejecutivo, en el que ha defendido la necesidad de adoptar "reformas ambiciosas", pero de "aplicación moderada y no traumática" para garantizar la sostenibilidad del sistema, Corbacho se ha referido al incremento de la edad de jubilación hasta los 67 años que ha motivado la convocatoria por parte de los sindicatos de manifestaciones en toda España.
Al respecto, Corbacho ha dicho que sería "irresponsable" no poner sobre la mesa el debate sobre la edad legal de jubilación, una medida que, ha mantenido, "responde al incremento de la esperanza de vida y al retraso en la incorporación al mercado de trabajo".
"El Gobierno es muy consciente de que se trata de un asunto particularmente sensible para la ciudadanía", ha afirmado antes de insistir en que, en todo caso, la posibilidad de aumentar el edad de jubilación debe ser analizado "con rigor" por la Comisión para lograr "el mayor consenso posible".
Asimismo, Corbacho ha insistido en la necesidad de "restringir" el uso abusivo de fórmulas de prejubilación y jubilación anticipada. Así, se ha mostrado a favor de limitar las reducciones de plantilla en las empresas con beneficios e imponer a las empresas la cofinanciación de los sobrecostes producidos por aplicación de coeficientes reductores, además de fomentar la jornada flexible durante los últimos años de la vida laboral.
Los sindicatos salen a la calle
Los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, encabezan este martes la manifestación de Madrid contra la reforma de las pensiones planteada por el Gobierno, que junto con las de Barcelona y Valencia, abren una oleada de movilizaciones durante 12 días.
Así, convocados por las dos grandes centrales sindicales, trabajadores y ciudadanos están llamados a salir a la calle desde mañana y hasta el 6 de marzo en 57 ciudades españolas bajo el lema "En defensa de las pensiones. No al retraso de la jubilación".
Méndez ha dicho que las propuestas del Ejecutivo van en una dirección "muy equivocada" y que no cree que aquellas medidas que significan recorte en el acceso de las pensiones vayan a salir "tal y como las plantea el Gobierno".
Las propuestas no alcanzarán el consenso "ni parlamentario ni social" que el Ejecutivo pretende, asegura Méndez.
Asimismo, Toxo ha advertido al Gobierno de que "no es bueno enrocarse" y poner en riesgo el Pacto de Toledo, que ha "fraguado" un consenso durante más de quince años. También ha calificado de "error político" volver a situar el debate de las pensiones en un escenario de confrontación.
Toxo ha señalado que espera que el Gobierno, "a la vista de la alarma social que han generado sus propuestas", retire al menos aquellas que puedan provocar mayor nivel de confrontación.