Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprueba una cuarta ronda de sanciones contra Irán por su programa nuclear

El Consejo de Seguridad de la ONU aprueba una cuarta ronda de sanciones contra Irán por su programa nuclearCNN+/Cuatro
El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado este miércoles una cuarta ronda de sanciones contra Irán por su programa nuclear con doce votos a favor, la oposición de Turquía y Brasil y la abstención de Líbano.
Tras cinco meses de discusiones, el nuevo paquete de sanciones ha recibido el apoyo de las principales potencias, pero salió adelante con menor respaldo que las resoluciones anteriores, adoptadas a partir de 2006.
La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, ha declarado tras la votación que el Consejo había cumplido con sus "responsabilidades" e ha instado a Irán a escoger ahora "el camino más inteligente".
Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania han defendido desde el principio duras sanciones que contemplaban castigos directos contra el sector energético iraní, aunque la presión de China y Rusia ha terminado por suavizar algunos aspectos.
Las medidas
La nueva resolución contempla medidas contra los bancos iraníes en el extranjero si se sospecha que están relacionados con los programas de misiles o nuclear de Irán, así como vigilancia sobre cualquier transacción que incluya a una entidad financiera conflictiva, incluido el Banco Central de la República Islámica.
Asimismo, amplía el embargo armamentístico contra Teherán e incluye una 'lista negra' con unas 40 empresas y el nombre del director de las instalaciones donde se procesa el uranio, Javad Rahiqi. El documento recoge, además, una inspección de mercancías similar a la contemplada actualmente para Corea del Norte.
Los embajadores de Brasil y Turquía han declarado antes de la votación que no veían motivo para imponer una nueva ronda de sanciones, algo previsible después de la firma el mes pasado de un acuerdo tripartito para el envío de uranio iraní a territorio turco. El objetivo es que Irán reciba combustible para un reactor de investigación médica, aunque la comunidad internacional apenas ha valorado este pacto.
"Sólo empeorarán las cosas"
Irán, por su parte, ha considerado "equivocadas" las nuevas sanciones impuestas por el Consejo y ha advertido de que lo único que harán será complicar la situación.
"La resolución fue una medida equivocada (...) no fue un paso constructivo (...) para resolver la cuestión nuclear. Complicará aún más la situación", ha advertido el portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, Ramin Mehmanparast, en declaraciones a la cadena estatal en árabe Al Alam, después de la votación celebrada en Nueva York.