Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo General de Enfermería asegura que la muerte de Rayan no es excepcional

El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, ha ofrecido en rueda de prensa sus valoraciones en torno a lo ocurrido en el Hospital Gregorio Marañón y a la investigación abierta sobre la muerte del bebé Rayan. Según el Consejo en España no ha sido un hecho excepcional. Y es que han hablado deun caso igual en Canarias hace nueve años en el que no se tomaron medidas. Además han asegurado que, claramente, entra dentro del riesgo de ser enfermero.
Han sido unas críticas muy duras hacia el Hospital Gregorio Marañón porque, han asegurado, que no se puede calificar la muerte del pequeño como "trágico error" sin haber llevado antes una investigación. Es algo, insisten, que tiene que decir el juez.
El presidente del Consejo ha asegurado que lo que ha pasado es grave y que se depuraran responsabilidades porque, a pesar de ser parte de la profesión, no es justificable.
Déficit estructural
La muerte de Rayan obliga a una profunda revisión del sistema de salud pública española, según ha subrayado González Jurado en la rueda de prensa sobre las conclusiones preliminares del caso Rayan.
El presidente del Consejo ha defendido que la enfermería española se encuentra entre les "tres primeras del mundo" pero que adolece de importantes déficit estructurales. Entre ellos, ha subrayado el incumplimiento de los criterios de contrataciones temporales y la incidencia del número y la calidad de enfermeros en la mortalidad. En sus 30 años de profesión, ha añadido, jamás se había enfrentado a un caso como el de Rayan.