Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Esta no es mi cara, pero estoy agradecida de tener una"

Connie Culp después de una treintena de operaciones ha vuelto a maquillarse a recomenzar su vida.Archivo

Connie Culp ya puede pintarse los labios y a maquillarse. Algo normal en una mujer, pero que para ella era imposible, después de que su marido le destrozara la cara de un disparo en 2004.

Reconoce que tras someterse a un trasplante de rostro esta no es su cara, pero agradece tener una.
A Connie Culp su marido le disparó casi a quemarropa y del impacto del proyectil perdió un ojo, la nariz, la mandíbula y las mejillas.
Ahora con 48 años ya puede recomenzar, aunque sin olvidar qué pasó aquel día en que su pareja, Tom, encolerizado la agredió brutalmente, según publica 'The Daily Mail' ..
La primera mujer en someterse a un traplante de cara en el mundo, ha hablado por primera vez de la violencia doméstica sufrida a manos de su marido, al que ella admite seguir amando.
El hombre que le cambió la vida acaba de salir de la cárcel después de cumplir siete años tras las rejas, su puesta en libertad coincide con la decisión de Connie de hablar de lo sucedido.
"Me acuerdo de todo, algo que los médicos no entienden", cuenta la mujer. Recuerdo cuando levantó la pistola,  lo que me dijo y del disparo".
"Es una imagen que nunca olvidaré durante el resto de mi vida. Es el momento en que todo cambió para siempre. "
Connie, que es madre de dos hijos, que tuvo con su agresor, ha vuelto al bar donde trabajaba y que tantas discusiones por celos provocó en su vida. Ha vuelto a pintarse los labios y ha vuelto a hablar.