Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso anuncia su apoyo unánime a la ley que prohibirá fumar en lugares públicos

Todos los grupos parlamentarioshan mostrado este martes en el pleno del Congreso de los Diputados su intención de aceptar la tramitación de la reforma de la ley antitabaco y extender la prohibición de fumar a todos los espacios públicos cerrados, sin excepciones para bares, restaurantes y locales de ocio como hasta ahora.
Durante el debate para la toma en consideración de la proposición de ley que posibilitará esta reforma, que ha sido registrada por los grupos socialista y el de ERC-IU-ICV, el resto de grupos han dado prioridad al "fondo" de este cambio legislativo, que aboga por proteger la salud de los ciudadanos y reducir la exposición al humo en los lugares públicos.
En concreto, el texto de la reforma consta de un artículo único en el que básicamente se hace una relación de los lugares en los que se prohíbe fumar, "además de aquellos espacios definidos en la normativa de las comunidades autónomas" y "todos los espacios cerrados de uso público o colectivo".
Así, como novedad se extiende la prohibición a todos los centros de ocio y esparcimiento, salas de fiesta, establecimientos de juego, bares, restaurantes y establecimientos de restauración, eliminando las excepciones que fijaba la actual ley para los establecimientos de hostelería en función de sus dimensiones.
No obstante, y pese a estar a favor de la reforma, el resto de grupos se han mostrado críticos con la "forma" en que se ha presentado este cambio legislativo cuestionando que el Ministerio de Sanidad no haya presentado un proyecto de ley. "¿Por qué se esconde el Gobierno detrás de los grupos?", ha preguntado la diputada de UPyD, Rosa Díez.
Se pedirán ayudas para los hosteleros
Igualmente, en sus intervenciones los grupos han mostrado su intención de introducir enmiendas durante la tramitación parlamentaria, como ha reconocido la diputada de CiU Concepció Tarruella, que pedirá compensaciones para aquellos locales de hostelería que introdujeron reformas para adaptarse a la actual norma.
"Hay restauradores y hoteleros que se creyeron la ley de 2005 y quisieron cumplir con ella, dejando espacios para unos y otros, y no les podemos castigar ahora, aunque sé que son pocos", ha recnocido Tarruella, quien pedirá compensar a estos empresarios mediante desgravaciones fiscales, como también ha propuesto ERC.
Igualmente, hay grupos que han pedido "más medidas sanitarias" en esta reforma que vayan encaminadas a dar "proteger a los jóvenes y a ayudar a quienes quieren dejar de fumar y no pueden por si mismos", como ha reconocido el diputado 'popular' Mario Mingo.
La ministra de Sanidad agradece la disposición de la Cámara
La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha agradecido a los grupos parlamentarios que hayan mostrado su disposición en el Congreso aceptar a trámite la reforma de la actual ley antitabaco, y ha reconocido que, aunque quiere que la norma entre en vigor "cuanto antes", "respetará" lo que finalmente se decida en las Cortes.
La titular de Sanidad ha avanzado que la tramitación en la Cámara Baja puede estar lista hacia octubre o noviembre, después hay que ponerse de acuerdo en la fecha de entrada en vigor. "Normalmente se debería escoger una fecha con un carácter más simbólico, y por ello apunté a enero de 2011, aunque tendré que ser muy respetuosacon lo que finalmente decidan los grupos", ha asegurado Jiménez.
Igualmente, la ministra ha reconocido que "no son necesarias" las comparecencias de expertos y sectores afectados que pedirá el Grupo Popular, ya que ella misma ya se ha reunido con "todas las personas que han querido estar presente en este debate" y así se lo ha trasladado a los grupos.
Del mismo modo, ha lamentado las críticas recibidas por que la reforma se haya registrado como una proposición de ley (del grupo socialista y de ERC-IU-ICV) y no provenga del Gobierno ya que, a su juicio, "no era necesario iniciar todo el trámite desde el principio, sino hablar con todos los sectores y dejar que los grupos políticos fueran protagonistas en la reforma planteada".