Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso rechaza 'la rebelión del PP' contra el IVA

El PSOE y el PP han movilizado hoy a todos sus diputados, incluidos el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, para asistir a la votación del pleno del Congreso, que se esperaba muy ajustada, sobre el polémico aumento del IVA, que finalmente se ha mantenido.
Ya se preveía el fracaso de la moción del grupo popular, después de que el PNV y CC ratificaran su compromiso con los Presupuestos Generales del Estado para 2010, a los que dieron su apoyo el pasado mes de diciembre y que recogían el incremento del IVA.
Zapatero y Rajoy, en la sesión

No es usual que Zapatero o Rajoy asistan los martes a la sesión plenaria de la Cámara Baja, jornada en la que habitualmente se debaten las proposiciones no de ley y las mociones consecuencia de interpelaciones, como en este caso.
Pero la votación de hoy se preveía muy ajustada, ante posibles ausencias de diputados en las filas de unos y otros -no estaba, por ejemplo, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos- e imprevistos de último momento.
Ajustada victoria socialista
De hecho, así ha sido, puesto que de los 347 diputados presentes, 170 han votado a favor de la iniciativa del PP y 176 en contra; además se ha contabilizado una abstención, por error, que ha sido la del veterano diputado del grupo popular Vicente Martínez Pujalte.
Al defender su moción, el portavoz del PP en materia económica, Cristóbal Montoro, ha aprovechado la presencia de Zapatero en su escaño para, desde la tribuna, dirigirse a él personalmente a fin de sugerirle que ordenara al grupo socialista que votara a favor de retirar la subida del IVA.
Las propuestas del PP
El PP proponía aplicar el tipo reducido del 4 por ciento, frente al 7 por ciento actual, a las actividades relacionadas con el turismo y la hostelería, así como impulsar una rebaja de las tasas portuarias y aeroportuarias,
El presidente del PP, Mariano Rajoy, justificó esta proposición no de ley para apoyar al sector del turismo español, "que representa el 10 por ciento de la riqueza de España", con el objetivo de ganar en competitividad frente a otros países Europeos como Francia (que aplica un tipo reducido, pero del 5,5 por ciento) o Grecia.
Los 'populares' quieren que este tipo muy reducido del IVA se aplique, de acuerdo con la normativa comunitaria, a los servicios de hostelería, camping y balneario, los de restaurantes y "en general" al suministro de comidas y bebidas para consumir en el acto.
Asimismo, reclaman reducir en un 50 por ciento las tasas en todos los puertos y aeropuertos del Estado, con el objeto de hacer más competitivo el turismo en España. Por otro lado, plantea que la línea del ICO-Renove para instalaciones turísticas se amplíe a 2010 con la misma dotación que contó en 2009, esto es, 1.000 millones de euros, así como elevar el plazo de amortización de los créditos de 15 a 20 años.