Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso retira la propuesta para que alcohol y drogas sean agravantes pero pide que no sean atenuantes

Congreso de los DiputadosCNN+
El Congreso de los Diputados ha retirado su propuesta para que el hecho de cometer delitos relacionados con la violencia de género bajo los efectos del alcohol o las drogas sea considerado agravante, pero ha solicitado que al menos, esta circunstancia deje de ser atenuante en estos casos.
La portavoz socialista, Francisca Medina, ha indicado que su grupo "es consciente de que el endurecimiento de las penas no es la solución" a la violencia de género, pero "estar borracho no puede justificar que se pegue o se mate a una mujer". También ha sentenciado que "no vamos a disculpar la agresión por estar bebido o drogado".
Por su parte, la portavoz del PP, Susana Camarero, ha indicado que estas circunstancias tienen que dejar de ser consideradas atenuantes o eximentes, "tal como recogía el programa electoral del PP", pero sin que eso signifique incrementar las penas. Mientras, se debe tener en cuenta que esta postura ha sido compartida por el resto de los grupos.
El bien del menor
El texto reclama que los hombres que tengan una sentencia firme por delitos relacionados con la violencia de género pierdan la custodia de sus hijos, y que el juez en función del bien superior del menor, decida si prohíbe también visitarlos.
Además, dicho texto definitivo pide que "se suspendan las visitas cuando haya motivos para ello", como puede ser que "se utilice la relación con los hijos para seguir ejerciendo violencia contra la mujer o cuando los hijos revivan con miedo las situaciones padecidas cuando están en compañía del agresor".