Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso aprueba prorrogar la misión en Libia de manera indefinida

La ministra.EFE.
Tendrá un coste mensual de 14,4 millones
UPyD optó por abstenerse ya que, después de haber apoyado las anteriores prórrogas con fecha de caducidad, no acepta que ahora se plantee una ampliación indefinida para la que no ve suficiente justificación. "Hay demasiadas nubes", señaló Rosa Díez.
Por su parte, IU reiteró su "radical oposición" a esta intervención militar pero prefirió no participar en la votación del Congreso al considerar que todo el trámite parlamentario es un "fraude ley". "Me reservo otras acciones", advirtió el diputado de IU, Gaspar Llamazares
Según ha explicado Chacón ante una Comisión mixta de Exteriores y Defensa en la Cámara Baja, la participación española "en ningún caso implicaría acciones sobre el terreno ni un incremento de tropas". En cualquier caso, ha dicho que la misión que realizan los aviones y buques españoles es "de gran relevancia para el avance de las operaciones".
La ministra de Defensa ha precisado que durante estos tres primeros meses de operación "se ha cumplido la previsión de costes" que se fijó inicialmente en 43 millones de euros. A partir de ahora, ha dicho, la ampliación de la misión tendrá "un coste mensual estimado de unos 14,4 millones de euros", que se procurará "reducir con el esfuerzo continuo del Estado Mayor de la Defensa".
Por su parte, Jiménez ha destacado los avances en el plano diplomático y ha vuelto a defender que el Consejo Nacional Libio de transición "se consolida" y en la actualidad es considerado como "un auténtico socio" y "representante legítimo del pueblo libio". Ha recordado que, con el fin de seguir reforzando la relación bilateral, el Gobierno ha invitado a los representantes de este Consejo a visitar España "en las próximas semanas".
Mientras tanto, ha recordado que España ha "congelado" sus relaciones diplomáticas con el régimen libio, expulsando al embajador de este país en España y pidiendo el regreso de Trípoli del representante diplomático español.
La ministra de Exteriores ha asegurado que España va a seguir "trabajando" con el Consejo Nacional de Transición para "apoyar y acompañar el proceso de reformas en Libia" y ha insistido en que mientras el régimen libio "siga siendo una amenaza para su población civil", España debe "mantener ese compromiso político y militar".
"Vamos a seguir manteniendo la presión todo el tiempo que haga falta hasta que cesen los ataques contra la población y el alto el fuego pueda verificarse", ha remachado. No obstante, ha recalcado que la solución "debe venir desde dentro de Libia" y no puede ser "sólo militar, sino fundamentalmente política". Esa solución, ha dicho, deberá ser "democrática y lo más inclusiva posible", además de garantizar "la unidad y la integridad territorial" de Libia.
Jiménez ha defendido que España debe estar "dispuesta" a apoyar a Libia tanto en el plano político como en económico, así como a ofrecer "asesoramiento y asistencia técnica cuando se demande".
Por lo pronto, ha recordado el apoyo de España al establecimiento de un mecanismo de apoyo financiero para contribuir a paliar las dificultades económicas del Consejo Nacional de Transición, para atender a la provisión de servicios públicos y las necesidades de la población en la zona que controla.
Además, ha recordado que España ha aportado ya casi 6 millones de euros en ayuda humanitaria y ha contribuido a repatriar a más de 4.000 personas de las fronteras, con el firme compromiso de seguir enviando ayuda para atender las necesidades de los libios.
Contribución militar
Por lo que se refiere a la contribución miliar, la ministra de Defensa ha precisado que, para el establecimiento de una zona de exclusión aérea, el conjunto de aeronaves bajo mando de la OTAN ha realizado 11.600 salidas, de las que 184 corresponden a los cuatro 'cazas' españoles, que acumulan 805 horas de patrullas de vuelo, en las que no han recibido ninguna orden de intervenir contra algún avión no autorizado.
Chacón ha insistido en que la labor de los aviones de combate españoles "sigue siendo imprescindible para dar seguridad a las operaciones" aliadas, como también lo es la de los aviones de reabastecimiento, que han hecho 107 misiones y acumulan 584 horas de vuelo y más de 1,7 millones de litros de combustible suministrado.
Por otro lado, en lo que se refiere al embargo naval, hasta ahora los medios a disposición de la OTAN han interrogado a más de 1.400 buques, de los que 102 han sido inspeccionados y ocho no han sido autorizados a proseguir el tránsito. De ellos, 117 buques han sido interrogados por la fragata 'Méndez Núñez', que ha inspeccionado a 19.
En cuanto al avión de vigilancia marítima, en estos tres meses ha realizado 36 misiones, con un total de 216 horas de vuelo durante las que han identificado a 525 embarcaciones. Mientras tanto, los submarinos Tramontana y Mistral (que sustituyó al primero el 1 de mayo) han identificado hasta el momento más de 800 misiones.
La ministra ha defendido la necesidad de seguir participando en estas misiones: "Sabemos que debemos mantener firme nuestro compromiso. Si bajamos la guardia en los cielos; si descuidamos la vigilancia en los mares o si en tierra no atendemos a la población, estaremos dando un enorme paso atrás", ha alertado.
Chacón ha hecho hincapié en que los militares españoles están "desarrollando una gran labor y asumiendo riesgos para proteger a un pueblo de la barbarie de sus dirigentes" y ha asegurado que el balance, tras estos tres meses, es que "los objetivos militares se están alcanzando" y se ha salvado "la vida de miles de personas que corrían un peligro cierto de ser asesinados por el régimen de Gadafi". "Si no fuera por la actuación de la OTAN estaríamos hablando de miles de muertos más", ha insistido.
Chacón ha coincidido con Jiménez en que el "único camino" para resolver la crisis y conseguir "una paz duradera" pasa por la política, pero ha insistido en que mientras el dictador Gadafi "se niegue a dejar el poder", hay que "mantener la presión sobre él con todos los medios disponibles".
En concreto, ha indicado que mientras no haya un inmediato alto el fuego, no se retiren las fuerzas militares de Gadafi de todas las ciudades "ocupadas y asediadas" y no se garantice el acceso seguro de ayuda humanitaria a todo el territorio no se dará por "cumplida" la misión.
Por otra parte, Chacón ha hecho referencia a la muerte de civiles en bombardeos de la OTAN, que ha calificado de "intolerables" y ha pedido que se extremen todas las precauciones posibles para evitar las víctimas civiles.