Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso exige al Gobierno suprimir un 25 por ciento de altos cargos

El Congreso exige al Gobierno suprimir un 25 por ciento de altos cargosCNN+/Cuatro
El Pleno del Congreso ha aprobado, pese al voto en contra del PSOE, una proposición no de ley del PP instando al Gobierno a realizar, "con carácter inmediato", una profunda reestructuración que implique la reducción en un 25 por ciento del número de altos cargos y asesores.
Se trata de la decimotercera derrota del PSOE en el Pleno del Congreso, producida por la alianza del PP con los nacionalistas de CiU y PNV, los independentistas de Esquerra Republicana y buena parte del Grupo Mixto, incluido la Unión, Progreso y Democracia (UPyD) de Rosa Díez. Los dos diputados de IU e ICV han optado por abstenerse.
La iniciativa del PP se limitaba a los altos cargos, aunque en su exposición de motivos se ha recordado que el Congreso ha aconsejado al Gobierno la supresión de una vicepresidencia y dos ministerios.
El PP pide la dimisión
El PP ha recabado el apoyo de buena parte de la oposición pese a que su defensa de la iniciativa había sido tachada de demagógica. El portavoz de Administraciones Públicas del Grupo Popular, Rafael Merino, ha dicho en el debate que, con el PSOE, "cuantos más ministros y más altos cargos, más descoordinación", y ha proclamado que los socialistas "siguen en el despilfarro y en el derroche".
"Los únicos que no van al paro en este país son los socialistas y tenemos un ejemplo con el señor Chaves", ha manifestado Merino en alusión al vicepresidente tercero y ex presidente de la Junta de Andalucía.
"Váyanse, señores socialistas, es la mejor política económica que pueden hacer. Cada día que siguen tienen más parados. La única solución sensata y razonable del Gobierno es que dimita".
La réplica al PP
Los portavoces de las formaciones minoritarias, aun aceptando el fondo de la iniciativa, han criticado la exposición de Merino. "No vamos nada bien, con discursos harto demagógicos de la oposición", ha resumido el secretario general de Esquerra, Joan Ridao.
La ponente del PSOE, Meritxel Batet, ha expresado la disposición del PSOE para hablar de reducción de costes: "Pero ya sabemos que el debate no va de esto, sino de asumir el poder. Ustedes suben a la tribuna para decirle a un Gobierno, legítimamente elegido para gobernar, que se vaya. No lo hacen para reducir el gasto público, pues en las comunidades donde gobiernan hacen lo contrario".