Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confirmado, la central nuclear de Garoña permanecerá abierta hasta 2013

Los ministros de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, y de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, han confirmado que la central nuclear de Garoña seguirá funcionando hasta el 5 de julio de 2013, fecha en que cerrará. En una rueda de prensa, en la sede del Ministerio de Industria, Sebastián aclaró así el futuro de este reactor burgalés que, según el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), podría operar hasta 2019 en condiciones de seguridad.
Sebastián ha explicado que aunque "no ha sido una decisión fácil" sí es una decisión "motivada". En esta línea el ministro ha sostenido que la medida se justifica en cuatro puntos. Es, ha dicho, una decisión políticamente coherente porque supone cumplir el programa electoral del partido gobernante. En segundo lugar sostiene el Gobierno que es una decisión laboralmente responsable porque se cuenta con "4 años para desarrollar una buena alternativa industrial".
Energía y centrales nucleares
Los últimos puntos que sostiene la argumentación del Ejecutivo son que es una elección técnicamente justificable y energéticamente asumible. "La central ya ha cumplido la vida para la que fue diseñada y produce más contaminación que otras centrales" ha explicado Sebastián en relación a la parte técnica. Respecto del suministro, el ministro ha garantizado la suficiencia de la electricidad producida por el mix energético español.
El ministro de Industria ha añadido que "el resto de centrales seguirán operando hasta el fin de su vida útil siempre que sean seguras". Sin embargo, en lo que ha querido hacer hincapié el Gobierno es en que "la prioridad absoluta son los puestos de trabajo de la central", motivo por el cual ha comparecido también el ministro de Trabajo. Corbacho ha afirmado que el plan para la zona garantizará un puesto "igual o superior" de puestos de trabajo de los que crea la central.
Zapatero justifica la decisión
Zapatero ha justificado la decisión en que cerrar Garoña no supondría un problema energético, ya que sólo cubre el 1 por ciento de la electricidad.
Zapatero ha recordado, además, que se trata de la central más antigua de España y que, como se trata de una planta de primera generación, "diseñada con tecnología de hace décadas", produce un 50 por ciento más de residuos de alta actividad que otras centrales y entre cuatro y cinco veces más de residuos de baja o media actividad.