Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión para el mexicano acusado de violar a una menor en Veracruz

agresor sexualpolicia

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha decretado el ingreso en prisión del mexicano, perteneciente al clan de los 'Porkys', que ha sido detenido este sábado acusado de violar a una menor en Veracruz en enero de 2015, según han informado fuentes jurídicas.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 ha acordado esta medida después de celebrar una comparecencia en la que el reclamado se ha negado a ser extraditado a su país natal. El detenido, Diego Gabriel Cruz Alonso, estaba en búsqueda por los agentes de seguridad mexicana y española después de que éste huyera de su país de origen.
Agentes de la Policía Nacional han detenido a este hombre, que se encontraba en búsqueda y captura. El presunto agresor huyó y se escondió en España para eludir la acción de la justicia mexicana, donde se le reclama por un delito de "pederastia tumultuaria", al haber cometido presuntamente la agresión sexual junto a otros tres hombres y por lo que se enfrenta a una pena de entre 12 a 40 años de cárcel.
Las pesquisas comenzaron cuando los investigadores tuvieron conocimiento de que uno de los cuatro jóvenes, señalados como presuntos responsables del caso de abuso sexual cometido contra una joven, podía encontrarse en España y las autoridades mexicanas habían decretado una orden de detención y entrega contra él.
El agresor había huido de México antes de que un juez acordara su detención, por lo que el país centroamericano solicitó a Interpol una orden internacional de detención.
DETENIDO AL SALIR DE UNA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES
El arresto se produjo a media noche cuando esta persona se disponía a salir de una residencia de estudiantes de una céntrica calle de Madrid acompañado de un grupo de personas.
A pesar de la fuerte resistencia que ofrecieron tanto él como sus acompañantes a que fuera identificado, los agentes lograron averiguar que se trataba de la persona buscada, y procedieron a su detención. Durante los hechos también se arrestó a uno de los acompañantes por agresión a uno de los policías.