Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a 20 años de cárcel a una cuidadora por matar a un bebé de seis meses

La Audiencia Provincial de Valladolid ha condenado a 20 años de prisión, como pidió la defensa, a Rosario R.D., por matar al bebé de seis meses que cuidaba. Además, a la acusada se le ha impuesto el pago de una indemnización de 200.000 euros en favor de la madre de la niña.
Los hechos ocurrieron el pasado 9 de agosto de 2007, cuando la niñera y la menor se encontraban solas en el domicilio. Según explica la sentencia, la acusada golpeó y zarandeó al bebé varias veces, causándole lesiones de diversa consideración, hasta que finalmente le produjo la lesión mortal.
No llamó a emergencias
El documento deja claro que Rosario R.D. no solicitó en ningún momento ayuda, ni de las vecinas, ni de los efectivos del servicio de emergencias 112 y se comportó en todo momento de forma "pasiva, sentada en una silla".
Tres cuartos de hora después de que una vecina observase el suceso, los sanitarios desplazados al lugar de los hechos "hallaron a la menor en parada cardiorrespiratoria", aunque consiguieron reanimarla y trasladarla al Hospital Clínico de Valladolid. La pequeña falleció el 11 de agosto de 2007 a causa de un edema cerebral y diversos daños en el cráneo.
Al principio sólo eran moratones
La condenada comenzó a cuidar a la menor el 2 de julio 2007 y su labor se desarrolló los primeros días "con normalidad", a pesar de que la madre del bebé apreció en la piel de la menor "pequeños enrojecimientos y moratones, a los que restó importancia" en un primer momento.
El último de ellos, en la frente de la menor, fue detectado por la madre el día antes de la muerte, a lo que la cuidadora se excusó con que "la niña había cabeceado" al darle de comer "y se había golpeado contra la mesa".