Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a 11 años de cárcel un disidente chino

Liu Xiaobo, el disidente más conocido de China, ha sido condenado a once años de cárcel por hacer campaña a favor de libertades políticas, una condena que ha ya sido criticada por los grupos de defensa de los Derechos Humanos y Washington.
Liu, que el lunes 28 cumple 54 años, ayudó a organizar la 'Carta 08' que reclamaba vastas reformas políticas y anteriormente fue muy activo en las protestas a favor de la democracia en 1989 en la plaza de Tiananmen y que fueron aplastadas por el Ejército chino.
El disidente ha permanecido tranquilo en pie en el tribunal de Pekín mientras el juez le declaraba culpable de "incitar a la subversión del poder de Estado" por su papel en la solicitud y por escribir declaraciones en Internet críticas con el gobernante del Partido Comunista chino, según ha explicado su abogado, Shang Baojun. Liu no estaba autorizado a responder en el tribunal a la sentencia.
"Xiaobo y yo estuvimos muy tranquilos cuando se leyó el veredicto. Estábamos preparados mentalmente para que recibiera una pena larga", señala su mujer, Liu Xia, que también estuvo presente en la sala. "Luego nos permitieron estar diez minutos juntos y me dijo que apelará, aunque sus opciones de éxito son escasas", ha afirmado.
Liu ha sido uno de los críticos más combatimos al régimen chino. Su caso ha atraído la atención de los gobiernos occidentales y los activistas de Derechos Humanos tanto en el país como en el extranjero.
Reacciones
La canciller alemana, Angela Merkel, ha mostrado su "consternación" por la condena del disidente chino Liu Xiabo y ha manifestado su esperanza de que las autoridades de Pekín "revoquen" una pena que resulta "inusitadamente dura".
"Lamento que el gobierno chino siga limitando de forma tan masiva la libertad de opinión y de prensa, a pesar de los grandes progresos que ha hecho en otros ámbitos", ha dicho Merkel en un comunicado.
Por su parte, Estados Unidos ha condenado la pena de once años de cárcel para Xiaobo y ha pedido a Pekín su "liberación inmediata" así como el que se permita a todos los ciudadanos del país el expresar "pacíficamente" sus opiniones políticas.