Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenada a 18 meses de arresto domiciliario la líder opositora birmana Suu Kyi

La líder opositora birmana Aung San Suu Kyi ha sido declarada culpable de violar una ley de seguridad interna y ha sido condenada a tres años de prisión por el tribunal birmano. No obstante, la Junta Militar ha reducido la pena a 18 meses de arresto domiciliario.
El veredicto de culpabilidad contra la premio Nobel de la Paz era esperado, en un caso que según los críticos ha sido fabricado por la Junta Militar para que Suu Kyi no pueda participar en las elecciones generales previstas para el año que viene.
Los cargos tienen relación con la misteriosa llegada a principios de mayo de un estadounidense, John Yettaw, a la casa de Suu Kyi, donde permaneció durante dos días, cuando ésta se encontraba bajo arresto domiciliario. La líder opositora dijo que en un principio no supo de la presencia de Yettaw y que luego le pidió que se fuera pero que éste no quiso.
El estadounidense condenado también
Yettaw ha sido condenado a siete años de trabajos forzados en un juicio paralelo por tres delitos, entre ellos el de violar las leyes de inmigración del país y "nadar en una zona no habilitada", ya que el estadounidense tuvo que atravesar a nado un lago para llegar al domicilio de Suu Kyi.
La líder opositora birmana, que ha vivido privada de libertad durante casi 14 de los últimos 20 años, fue acusada de violar las condiciones de su arresto domiciliario, a sólo diez días de que éste expirase.
El proceso, que comenzó el pasado mes de junio y se ha celebrado en su práctica totalidad a puerta cerrada, ha recibido críticas por parte de la comunidad internacional.
La UE sancionará
Tras conocer la noticia, la UE ha anunciado que "reforzará" las sanciones contra el régimen birmano, incluidas las de carácter económico.
La presidencia sueca de la UE ha señalado en un comunicado que "tomará medidas" adicionales a las actuales sanciones, en respuesta a una condena consecuencia de un proceso judicial "injustificado" contra la premio Nobel de la Paz. Añadió que los Veintisiete "están preparados para revisar, corregir o reforzar" estas iniciativas en función del desarrollo de los acontecimientos.