Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Concluye sin éxito la búsqueda de pistas sobre el paradero de Sonia Iglesias

Desde que a las 9.00 horas se han concentrado en el Pazo de Cultura todas las personas que han colaborado en la batida, hasta que entre las 13.00 y las 14.00 horas, se ha dado por finalizado el despliegue, los voluntarios han recorrido una amplia zona del Lago Castiñeiras, en Cotorredondo, el área de Campañó y, una vez más, la Xunqueira de Alba, la Illa das Esculturas y los márgenes del Río Lérez, aunque el esfuerzo resultó infructuoso.
También se ha sumado a la búsqueda el helicóptero de la Policía Nacional con base en Vigo, que ha sobrevolado Cotorredondo y los montes aledaños de O Morrazo, entre Pontevedra, Marín y Vilaboa. Además, han acudido efectivos de la Unidad de Subsuelo, por si hubiera que descender a algún pozo o cavidad subterránea.
La familia de Sonia Iglesias, a través de una empresa de comunicación que la representa, ha emitido una nota de agradecimiento público por "el esfuerzo". Hacen extensible el agradecimiento a los vecinos del barrio donde reside la mujer en Campo da Torre, a sus compañeros de trabajo, sus amigos y "a todos aquellos que en estos días tan difíciles contribuyen con su apoyo a que las circunstancias de su desaparición sean pronto esclarecidas".
Concentraciones y manifestaciones

La concentración que realizan a diario desde hace días en el parque del barrio se repetirá esta noche y sucesivamente hasta el miércoles día 1 de septiembre, fecha en la que se celebrará una manifestación que partirá a las 21.00 horas de la Plaza de la Herrería de Pontevedra.
A partir de ahí, las acciones de solidaridad se limitarán a una concentración semanal, cada miércoles en la Plaza de la Herrería. El motivo de reducir estas muestras de apoyo ciudadano responde a que a todas las concentraciones diarias han acudido los padres, la hermana y el cuñado de Sonia Iglesias, con un gran sufrimiento por su parte. "A los vecinos no nos importaba en absoluto seguir, pero verles a ellos encoge el corazón", ha explicado María Luisa Cupeiro.
Dificultades en la búsqueda
El mayor esfuerzo en la búsqueda de posibles pruebas u objetos relacionados con Sonia Iglesias se ha hecho en el entorno del Lago de Castiñeiras y de Cotorredondo, una zona ajena al ámbito de competencia de la Policía Nacional de Pontevedra. "Allí es como buscar una aguja en un pajar", ha destacado María Luisa Cupeiro, ante la dificultad que presenta el terreno abrupto y la abundante vegetación.
Los participantes en la batida encontraron muchas prendas de ropa abandonadas y diversos efectos, como tarjetas de crédito, pastilleros, e incluso una tienda de campaña y, aunque dieron aviso a la Policía Nacional, siguiendo las instrucciones que habían recibido previamente del jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana, Evaristo Pérez, "nada tenía que ver".