Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión Europea levanta la alerta sobre los pepinos españoles procedentes de Almería

La Comisión ha levantado de forma oficial esta alerta tras mantener una conversación telefónica este miércoles con la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, y el Comisario de Salud y Política de Consumidores, John Dalli.
La ministra Pajín ha informado al comisario Dalli de que todas las analíticas realizadas en España a las muestras tomadas en la explotación de Almería han dado negativo. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) ha facilitado esos resultados a las autoridades europeas, que han decidido retirar la alerta.
Según aseguran desde el ministerio de Sanidad, esta decisión de la Comisión Europea de levantar la alerta es un paso muy importante para devolver cuanto antes la normalidad al sector hortofrutícola español. En cualquier caso, el Gobierno español no descarta emprender acciones legales contra las autoridades de Hamburgo que atribuyeron a los pepinos españoles la infección por la bacteria Escherichia coli que ha causado varias muertes en Alemania.
Alemania defiende su actuación
La ministra para la Protección del Consumidor alemana, Ilse Aigner, ha considerado este miércoles que las autoridades de Hamburgo actuaron de forma correcta. "Se habían encontrado patógenos de 'E.coli' en los pepinos alemanes" y en virtud de las normas de la Unión Europea "había que emitir una alerta inmediata", ha subrayado la ministra. Así pues, las autoridades sanitarias de Hamburgo se comportaron "realmente bien".
Por su parte, la senadora responsable de asuntos sanitarios de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks, quien hizo el anuncio inicial responsabilizando a los pepinos españoles del brote y había revelado este martes que nuevos análisis habían determinado que la cepa no se correspondía con la encontrada en las víctimas, también ha defendido este miércoles su actuación.
"No advertimos demasiado pronto", ha señalado la senadora ante las críticas llegadas desde España, donde el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha señalado que el Ejecutivo no descarta emprender acciones legales contra las autoridades de Hamburgo. "Siempre tenemos que informar de nuestros hallazgos de 'E.coli' a las autoridades alemanas y a las europeas", ha precisado.
En este sentido, dado que en los pepinos españoles analizados se encontró la bacteria, aunque no la cepa mortífera que se ha cobrado ya quince muertos en Alemania -trece de ellos mujeres-, Prüfer-Storcks ha considerado que este alimento debe ser retirado de los establecimientos.
Además, ha afirmado que si ella fuera la ministra de Agricultura española, "me preguntaría de dónde proceden los agentes de 'E.coli' encontrados" en los pepinos analizados en Hamburgo.