Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión Europea vaticina que la economía española seguirá en recesión

La Comisión Europea cree que la economía española continuará sumida en la recesión todo 2009, un ejercicio en el que el PIB caerá el 3,7 por ciento.
El Ejecutivo de la UE ha rebajado sus anteriores previsiones para España, de mayo pasado, desde el -3,2 por ciento al -3,7 por ciento, mientras que mantiene la contracción prevista para el conjunto de la UE y la zona del euro, del 4 por ciento en ambos casos.
Según los nuevos pronósticos, la española será la única de las grandes economías europeas que no saldrá este año de la recesión, ya que, tras caer en el primer y segundo trimestre, el PIB seguirá bajando también en el tercero y el cuarto.
No obstante, Bruselas prevé una moderación gradual de las caídas, después de los descensos del 1,6 por ciento y 1,1 por ciento en el primer y segundo trimestre, en el tercero y cuarto las bajadas serán del 0,4 por ciento y 0,2 por ciento, respectivamente.
Aceleración de la destrucción de empleo
Según la Comisión, esta fuerte contracción de la actividad refleja "una corrección estructural de los desequilibrios internos y externos acumulados los últimos diez años, sumado al impacto de la crisis financiera".
Explica la revisión a la baja de su previsión por la aceleración de la destrucción de empleo en la primera mitad del año, que ha intensificado la caída del consumo, así como por el mayor deterioro de lo calculado hasta ahora de la inversión y el gasto privado.
Los analistas comunitarios hacen hincapié, en cualquier caso, en que la caída se irá moderando en los próximos meses. Se basan, para ello, en el abaratamiento del crédito, la mejora de la confianza de los consumidores y el aumento de la afiliación en julio y agosto.
La vivienda al mismo ritmo
En el ámbito de la inversión, dejan claro que el ajuste en el sector de la vivienda continuará al ritmo actual, pero son algo más optimistas respecto a la inversión en equipo, cuya caída podría ralentizarse en el segundo semestre.
En todo caso, la demanda interna restará al crecimiento del PIB más de 6,5 puntos porcentuales, vaticina la Comisión Europea.
En cuanto al sector exterior, la Comisión prevé que este año haga una aportación positiva al PIB de en torno a 2,9 puntos.
Por último, respecto a la inflación, el ejecutivo de la UE espera que continúe en tasas negativas, para volver a terreno positivo en el último trimestre. A final de año, la inflación interanual en España rondará, según estos cálculos, el 0 por ciento, frente al 0,4 por ciento de media previsto para los países del euro.