Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienza la entrega a los familiares de los 81 muertos en el incendio de Chile

El Servicio Médico Legal (SML) ha comenzado a entregar los cuerpos de las víctimas del incendio, aunque este proceso podría dilatarse ya que hasta el momento sólo han sido identificados 31 cadáveres y se desconoce cuánto tiempo podría llevar la finalización de estas tareas.
"Vamos a dar los plazos cuando corresponda, con certeza del tiempo que se van a demorar, partiendo de la base de que estamos utilizando todos los esfuerzos porque estos tiempos no sean muy prolongados", ha dicho el director del SML.
Mientras, a las puertas de esta institución se concentran al menos quince vehículos fúnebres que esperan las órdenes del SML para trasladar los cuerpos de los presos hasta donde las familias indiquen.
Por su parte, la Gendarmería ha asegurado a los familiares que el Gobierno se hará cargo de los gastos de los funerales, por lo que les ha instado a ponerse en contacto con los asistentes sociales del penal o con la Intendencia de Santiago para iniciar las gestiones.
Condiciones inhumanas
El incendio se originó por una pelea entre internos, en la que se quemaron colchones y fue la causa de la propagación de las llamas. Hay 20 heridos graves y más de 200 reclusos tuvieron que ser evacuados. En el penitenciario albergan 1.900 presos, cuando sólo tiene capacidad para 700.
El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha reconocido que las condiciones de las cárceles en su país son inhumanas. El líder reconoce que el sistema penitenciario chileno no aguanta más, por lo que el pasado 15 de octubre inició un plan para modernizarlo.