Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Comenzaron los disparos indiscriminados con fuego real...y empezaron a caer las víctimas"

Los tres activistas españoles que formaban parte de la flotilla humanitaria, que se dirigía a Gaza y sufrieron el ataque militar de Israel, ya cuentan las horas para regresar a España. Israel retrasó los vuelos por lo que los tres ciudadanos españoles llegaron a Estambul de madrugada, en uno de los tres aviones fletados desde Tel Aviv.
Los españoles Laura Arnau, Manuel Tapial y David Segarra, rompieron el silencio al aterrizar en el aeropuerto internacional Ataturk y denunciaron la acción desproporcionada de Israel.
Los nueve activistas muertos durante el asalto efectuado por Israel a la flotilla humanitaria, ocho turcos y un ciudadano estadounidense de origen turco, presentabanheridas de bala, según informan fuentes oficiales forenses a la agencia estatal de noticias turca Anatolia. Precisamente, este mismo jueves han tenido lugar los funerales por los fallecidos en Turquía.
"Es una desvergüenza absoluta"

El periodista español David Segarra relató los instantes en los que los comandos de élite israelíes abordaron el buque turco 'Mavi Marmara' y calificó de "desvergüenza absoluta" que el Gobierno hebreo acuse a los activistas de llevar armas a bordo del convoy humanitario.
Instantes antes de que se produjera el operativo militar israelí, "nos encontrábamos en la sala de prensa cuando en cierto momento todas las comunicaciones desaparecieron. Cayó Internet, cayeron la televisión, el satélite, los teléfonos... Ya nos imaginamos que era un acto de guerra electrónica de la Armada israelí", aseveró Segarra en una entrevista a la cadena Telesur, pocos minutos después de aterrizar en Estambul.
"En ese momento salimos con nuestras cámaras a ver qué estaba sucediendo en el exterior y nos encontramos con los comandos, que estaban en las lanchas rápidas, y vimos cómo se desplegaban hacia nosotros también con helicópteros", indicó el periodista, que se encontraba en el interior del barco turco para cubrir el transcurso de la expedición humanitaria para la cadena latinoamericana.
"Comenzaron los disparos indiscriminados con fuego real y con granadas de contusión y de sonido. Empezamos a ver cómo caían las primeras víctimas. Seguimos grabando y vimos cómo se producían cada más y más víctimas", agregó Segarra.
Sólo había "palos" y "cuchillos de cocina"

El Gobierno israelí ha asegurado que la actuación de sus militares y la muerte de al menos nueve activistas se debió a que éstos llevaban armas y munición a bordo, con las que habrían atacado a los soldados. "Es una falta de vergüenza absoluta realizar esas declaraciones cuando se mandan dos buques de guerra, submarinos, helicópteros y unidades de élite comandos contra personas desarmadas y civiles", denunció el periodista español. "Es una desvergüenza absoluta", reiteró.
"Lo único que se utilizó fueron palos de madera y cuchillos de cocina, elementos que se encuentran en cualquier barco del mundo, y eso no es capaz de enfrentar a una unidad de elite armada hasta los dientes y con todo el tipo de medios militares", aseguró.
Gran recibimiento de Turquía
Los más de 600 activistas excarcelados por Israel fueron recibidos por las autoridades turcas tras permanecer retenidos por el Estado hebreo tras el ataque.
El primer avión con integrantes de la flotilla solidaria, que fue abordada este lunes por el Ejército israelí, aterrizó el miércoles por la noche en una base de Ankara con dos heridos a bordo, según informaron los medios turcos.
El ministro de Sanidad, Recep Akdag, confirmó que los dos heridos eran un ciudadano turco y un irlandés, según declaraciones recogidas por la filial de CNN en Turquía. Varias ambulancias esperaban a los heridos para trasladarles a un hospital.