Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colombia denuncia las pretensiones intervencionistas de Chávez en el país

Las bases que Estados Unidos instalará en territorio colombiano continúan haciendo mella en las relaciones entre Bogotá y Caracas. Esta vez el turno ha sido para Colombia que ha contestado al anuncio del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de una ruptura inminente de las relaciones con el Gobierno de Álvaro Uribe.
El embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Alfonso Hoyos, ha protestado por las supuestas intenciones "intervencionistas" de Chávez. Hoyos espera, además, que el mandatario venezolano aproveche "sus talentos" para dejar de sembrar "más odio" en el continente suramericano.
El embajador colombiano ha denunciado las declaraciones que hizo Chávez el pasado domingo sobre algunos temas de la política colombiana en las que dijo que hará "todo lo que se tenga que hacer" para que se escuche su mensaje dentro de ese país.
Hoyos considera que así se "está violando principios fundamentales de las relaciones entre Estados, consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana", como es "la no intervención en los asuntos internos" y "la no injerencia".
EEUU contra Chávez

Washington ha calificado como una irresponsabilidad que el presidente venezolano hable de "vientos de guerra" en la región y ha apuntado que su Gobierno tampoco quiere bases militares "de ningún país" en América Latina.
Por su parte, Hugo Chávez, ha negado que quiera desarrollar un proyecto "expansionista" pero ha reiterado su intención de promover "bases de paz" en los dos países para "neutralizar cualquier pretensión" de llevarlos a una guerra.
Chávez ha insistido en que su pretensión es hacer llegar al "pueblo colombiano" las "verdaderas ideas" de su "revolución", que busca la "paz y el desarrollo del ser humano", y que es víctima de una campaña de "mentiras" por parte de la "oligarquía colombiana" y sus "medios de comunicación".