Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chrysler y Fiat firman una alianza

La empresa estadounidense ChryslerReuters
Barak Obama ha anunciado que Chrysler y la empresa italiana Fiat han formado una alianza. Según los términos del acuerdo entre las dos empresas, Fiat facilitará a Chrysler tecnología y plataformas de vehículos pequeños para que el fabricante estadounidense los produzca en Norteamérica.
El presidente de Chrysler, Bob Nardelli, ha anunciado que dejará la empresa una vez que la nueva Chrysler salga de la suspensión de pagos y "se complete la alianza con Fiat".
Todo empezó por el fracaso en las negociaciones entre los acreedores de Chrysler y el Departamento del Tesoro del país llevaron al consorcio automovilístico estadounidense ha declarase en suspensión de pagos. Según fuentes de la Administración Obama para reducir la deuda de la compañía.
Estas conversaciones entre ambas partes se rompieron después de que el grupo de trabajo de automoción constituido por el Gobierno estadounidense, trabajara para lograr un acuerdo y reducir, así, la deuda de corporación. Pero el rechazo de los bancos y fondos a la oferta del Departamento del Tesoro llevó a la empresa a esta situación.
La última oferta de la Casa Blanca recogía el pago de hasta 2.250 millones de dólares, más de 1.700 millones de euros en metálico a cambio de que los bancos y fondos de inversión perdonasen los 6.900 millones de dólares, aproximadamente 5.300 millones de euros, de deuda de Chrysler.