Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Incinera el cuerpo de su hermano y 10 años después descubre que era el de un desconocido

Janet Alder, hermana del ex militar, que critica el tratamiento y la falta de respeto con un hombre que combatió por su país.Daily Mail

Christopher Alder, de 37 años murió en 1998 y cuando su familia fue a recoger el cuerpo le dieron otro

Diez años después, por una casualidad la familia del ex paracaidista ha descubierto que el cuerpo de Alder yacía en un depósito de cadáveres.
El caso de alder levantó bastante polémica en 1998 cuando murió. El hombre había recibido golpes en la cabeza durante una pelea en un hotel del centro de Hull Royal por lo que fue trasladado al hospital.
Allí, al parecer, se comportó de forma agresiva y la policía lo llevó a una comisaría donde falleció ahogado en su propio vómito y sangre, mientras estaba esposado en una celda, según el informe oficial.
Cinco policías fueron suspendidos del servicio por el asunto, tras la investigación que abrieron las autoridades. Cuatro de ellos fueron acusados de negligencia grave y de comportamiento racista.
La familia del ex militar británico incineró su cadáver en medio de la investigación y diez años después un nuevo escándalo sacude a la familia al descubrir que el cuerpo al que rindieron homenaje no era el de Alder.
Un cadáver con el nombre y los apellidos del hombre atado en un pie fue encontrado por casualidad en una morgue cuando una familia de origen nigeriano llegó al depósito a reclamar el cuerpo de Kamara Grace, una mujer de 60 años fallecida en 1999.
La mujer había muerto por causas naturales, pero su cuerpo no había sido retirado por la familia, según publica ' The Daily Mail'.
Cuando los empleados le iban a entregar el cadáver de la supuesta mujer, era el de Alder y así lo han confirmado lLa policía y un patólogo del Ministerio del Interior que lo corroboró gracias a dos dientes rotos y a un tatuaje en el brazo del cuerpo.
La hermana del ex militar, Janer Alder, ha mostrado su consternación por lo ocurrido. "No puedo creer la forma inhumana y degradante que murió - y esto le ocurre a un ex paracaidista que luchó por su país".
La mujer criticó la manera en la que fue tratado su hermano y el poco respeto mostrado por la familia.
Las autoridades de Hull City, donde ocurrió todo, publicaron un comunicado en los que dijeron estar "horrorizados y consternados" por la confusión.
"En este momento, no podemos explicar esto", aseguran y explican que más información estará disponible en breve.