Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chávez y Santos se reunirán este martes para normalizar las relaciones

Santos pretende una Colombia "en paz" con VenezuelaCNN+/Cuatro
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se reunirá este martes en Bogotá con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, según informaron los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países tras un encuentro mantenido este domingo en la capital colombiana.
El objetivo de este encuentro será normalizar las relaciones bilaterales entre ambos países, muy deterioradas desde que el mes pasado Colombia acusara a Venezuela de acoger a guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en su territorio.
Esta acusación, negada por Caracas, significó la ruptura de las relaciones diplomáticas entre ambos países. Previamente, en verano de 2009, la relación los dos países también se había tensado mucho después de que Colombia autorizara al Ejército de EEUU a usar siete bases militares en su territorio para luchar contra el narcotráfico, un hecho que Caracas tomó como una amenaza contra su seguridad nacional.
El encuentro entre Chávez y Santos tendrá lugar en Bogotá el próximo martes a mediodía, según informaron en una rueda de presa conjunta celebrada en la capital colombiana la ministra de Asuntos Exteriores de este país, María Angela Holguín, y su par venezolano, Nicolás Maduro.
Santos ya lo anunció en su discurso de investidura
El oficialista Juan Manuel Santos anunció, nada más asumir la presidencia de Colombia, que uno de sus propósitos fundamentales sería restablecer las relaciones con Venezuela y Ecuador deterioradas durante el mandato de su antecesor, Álvaro Uribe.
Santos, de 58 años, educado en Estados Unidos e Inglaterra, dejó abierta también la posibilidad de un diálogo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), pero lo condicionó a que suspendan las actividades criminales y depongan las armas.
"Uno de mis propósitos fundamentales como presidente será reconstruir las relaciones con Venezuela y Ecuador, restablecer la confianza y privilegiar la diplomacia y la prudencia", ha precisado el mandatario quien anunció que con Caracas buscará un diálogo franco y directo, con lo que descartó las ofertas de mediación de gobiernos amigos.