Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Charlene Wittstock, ¿novia a la fuga?

A tres días de la boda real entre Charlene Wittstock y Alberto de Mónaco el país está revolucionado por un posible intento de la prometida del príncipe de anular el enlace. Según informa una publicación francesa, la ex nadadora quiso interrumpir los preparativos de la boda y volver a su país.
Según publica el semanario francés 'L'Express', hace una semana la futura esposa del príncipe Alberto de Mónaco huyó precipitadamente al aeropuerto de Niza para regresar a su país, Sudáfrica, al descubrir que la vida de su futuro marido no es tan ejemplar como ella pensaba. La revista asegura que el príncipe y su entorno tuvieron que emplearse a fondo para convencerla de que no embarcara.
El Palacio del Principado ha desmentido "formalmente las falsas alegaciones" aparecidas en la publicación, antes de que este viernes se celebre la ceremonia civil y el sábado tenga lugar la boda religiosa.
"Esos rumores solo tienen como objetivo dañar gravemente la imagen del soberano, y en consecuencia la de Wittstock, y suponen un perjuicio grave para este feliz acontecimiento", afirma el comunicado.
Ahora, a menos de 72 horas de la boda, le expectación en el principado es máxima sobre si finalmente habrá o no boda y con qué cara llegará la novia al altar.