Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerrada la comisión de investigación sobre los casos de espionaje en Madrid

Esperanza AguirreReuters
Con sólo cuatro sesiones en su haber la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid sobre la supuesta red de espionaje a políticos llega a su fin. El Partido Popular de Madrid ha impuesto su mayoría absoluta en la cámara autonómica para aprobar su propuesta de dictamen de conclusiones.
El texto asegura, tal y como ha expuesto el portavoz del PP, David Pérez, que el Gobierno regional "ni ha ordenado, ni ha amparado, ni ha conocido ningún tipo de seguimiento o espionaje a cargos públicos o a cualquier otra persona".
Además, las conclusiones de la comisión sostienen que "los supuestos partes de espionaje ni son documentos de la Consejería ni se corresponden en muchos casos con las agendas oficiales y carecen del rigor exigible para merecer la mínima consideración". Por tanto, los populares ponen en entredicho las informaciones del diario 'El País' y dejan el caso en manos de los tribunales.
Indignación en la oposición
Tanto el PSOE como IU, fuerzas minoritarias en Cámara de Vallecas, han mostrado su total disconformidad con el cierre de la comisión, algo que el secretario general del PSM, Tomás Gómez ha tachado de "boicot a la transparencia democrática".
Por su parte, la portavoz de IU, Inés Sabanés, ha denunciado denunciar que todas las actuaciones de la Comunidad de Madrid "han ido en la dirección de impedir la profundización de las investigaciones". El borrador de las conclusiones de IU añade que los espionajes no se pudieron llevar a cabo sin el respaldo de la máxima autoridad del Gobierno regional, Esperanza Aguirre, que por acción u omisión tiene responsabilidad en todos los hechos".
Tal es la indignación del PSM que el Grupo Parlamentario Socialista pedirá, tal y como ha hecho público la portavoz socialista en la Cámara, Maru Menéndez, amparo al Tribunal Constitucional por "vulneración de los derechos de los diputados".