Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerca de dos millones de personas acudirán a Turín para rezar ante la Sábana Santa

La Ostensión de la Sábana SantaReuters
Cerca de dos millones de personas visitarán la ciudad de Turín (norte de Italia) con ocasión de la Ostensión de la Sábana Santa, la tela que, según la tradición cubrió el cuerpo muerto de Jesucristo después de la crucifixión.
Al evento, que el 2 de mayo contará con la presencia del Papa Benedicto XVI, acudirá una multitud de peregrinos procedentes de distintos países del mundo. Hasta el momento, ya han reservado su participación más de 1.400.000 personas, aunque, según los organizadores, el número podría llegar hasta 1.800.000 e incluso dos millones.
Aparte de Italia, los países de los que se espera la llegada de más peregrinos son "Francia y España", según ha explicado recientemente el presidente del comité de la Sábana Santa y asesor de cultura de Turín, Fiorenzo Alfieri, durante la presentación del evento ante la prensa internacional.
Tres minutos ante la Sábana

La ostensión, que durará hasta el próximo 23 de mayo, tiene lugar diez años después de la última exposición pública de la Sábana Santa. Dada la gran afluencia de personas, los visitantes podrán permanecer ante el tejido un máximo de tres minutos.
La Sábana es de lino y mide 4,41 por 1,13 metros. Contiene la doble imagen del cadáver de un hombre muerto después de haber sido torturado y crucificado. Según la tradición, se trata de la sábana de la que habla el Evangelio y con la que fue envuelto el cuerpo de Jesucristo mientras estuvo en el sepulcro, antes de resucitar.
Por primera vez, los peregrinos que acudan a Turín podrán contemplar la tela restaurada. Esta fue objeto de una importante intervención de limpieza y conservación en el año 2002, en la que fueron retirados los parches que habían sido añadidos en el pasado. Además, se han suavizado los profundos pliegues que con el paso de los años habían ido desfigurando la imagen.